Mediante un documento presentado al Ministerio de Trabajo, los referentes petroleros Guillermo Pereyra, Secretario General, y Marcelo Rucci, Secretario Administrativo, pidieron que se abran las negociaciones paritarias. “Ante la finalización de las negociaciones de 2019 y, a partir de que está pendiente la negociación convencional entre marzo de este año y ese mes de 2021, se solicita la convocatoria a las cámaras a reuniones paritarias del convenio colectivo 644/12 debido a la abrupta caída del poder adquisitivo”, afirman en el escrito.

Dicha misiva fue enviada también a las cámaras patronales, con la advertencia de que "no es legal utilizar de forma indiscriminada el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), que prevé suspensiones". En esta sintonía, los dirigentes del gremio agregaron: “Hay uso y abuso unilateral por parte de los patrones de ese artículo, que debe ser aprobado por los trabajadores y el gremio, que deben convenir esas suspensiones rotativas”.

Asimismo, Pereyra y Rucci sostuvieron que es imprescindible generar una recomposición salarial y reclamaron de manera “urgente” a la cartera dirigida por Claudio Moroni una reunión con los directivos de las Cámaras de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales.

“Se impone la actualización de los salarios, ante la ausencia de ese mecanismo legal durante este año”, subrayó Guillermo Pereyra, y concluyó: “Los trabajadores no están dispuestos a perder un 40% de su poder adquisitivo ante el galopante proceso inflacionario”.