En conmemoración de la batalla de Vuelta de Obligado, el Presidente realizó el homenaje el viernes al mediodía en la ciudad bonaerense de San Pedro, donde el 20 de noviembre de 1845 se libró la batalla sobre el río Paraná.

Asimismo, se contó con la presencia de la Primera Dama Fabiola Yañez; el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el Gobernador bonaerense Axel Kicillof y el Secretario General de la CGT, Héctor Daer, entre otros. También participaron los Secretarios de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus; General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

En su discurso, el Presidente enfatizó en la necesidad de pelear no sólo por la soberanía, sino que “peleamos por la soberanía cultural, tecnológica, científica y alimenticia del país”, y resaltó la idea de unidad como herramienta para ser “dueños y artífices” del destino nacional “sin depender de otros”.

“Ser soberanos quiere decir no depender de otros y defender la posibilidad de desarrollarnos nosotros mismos como sociedad, ser los dueños de nuestro destino y los constructores de nuestro futuro”, apuntó

Asimismo, el Primer Mandatario recordó aquella fecha histórica y estableció un paralelo con la actualidad: “En aquel entonces las potencias del mundo bregaban con los mismos argumentos que hoy, diciendo que la libertad de comercio debía ser garantizada y el resto del mundo someterse a sus lógicas. Ellos traían sus productos de Europa y nosotros teníamos que franquearles el paso definitivamente en perjuicio de los intereses nuestros”.

En ese sentido, sostuvo que “detrás de la argumentación del libre comercio se esconde un sistema de sometimiento, donde algunos elaboran lo producido y venden lo industrializado, mientras que el resto parece condenado a seguir viviendo de la producción primaria”. Y añadió: “Parece que hoy se está luchando por las mismas razones que en aquel entonces”.

“Ser soberanos es ser capaces de plantearnos, frente a la urgencia, cuál es el camino a seguir y seguirlo en conjunto. Ser capaces de tomar nuestras propias decisiones, como dijo (Juan Domingo) Perón, de ser artífices del propio destino”, sentenció.

En tanto, Fernández le dedicó una mención especial a la “solidaridad del pueblo argentino” durante el contexto de pandemia y destacó el trabajo realizado por los trabajadores de la salud, de las fuerzas armadas y de las fuerzas de seguridad.

“En memoria de aquellos luchadores tenemos que saber que por delante está la construcción de la Argentina que nosotros nos merecemos. Está en nuestras manos poder construirla y el desafío al que los convoco es que, de una vez por todas, en unidad, construyamos la Argentina que nos merecemos”, finalizó el Mandatario.