En el marco de una conciliación obligatoria que ya está vencida, se llevó adelante una nueva audiencia virtual convocada por el Ministerio de Trabajo para incidir en la negociación.

Este conflicto comenzó a principios de octubre, cuando las empresas cerealeras -que han tenido una rentabilidad superior comparada con la de años anteriores- ofrecieron un 0% de incremento salarial para los trabajadores aceiteros. Las cámaras empresariales CIARA, CIAVEC y CARBIO se negaron a discutir la revisión salarial que correspondía para agosto, argumentando que el cálculo de actualización salarial se debe hacer en función de la inflación pasada y que, desde su punto de vista, no corresponde ningún aumento. Como consecuencia, los trabajadores aceiteros comenzaron su plan de lucha.

Luego de la audiencia, el Ministerio de Trabajo solicitó a la Federación Aceitera que se pase a cuarto intermedio hasta el próximo viernes. Además, exigió que no se realicen medidas de protesta durante estos días.

"Los compañeros de nuestra organización gremial acceden al pedido de la cartera laboral, declarando el Estado de Alerta hasta el fin del cuarto intermedio y expresando que se trata de una nueva demostración de la buena voluntad y predisposición de los trabajadores”, afirmó la Federación Aceitera en un comunicado.