El programa tendrá como objetivo generar inclusión socioproductiva y apuntará al desarrollo local. Según fuentes gubernamentales, contribuirá a mejorar el empleo y a generar nuevas propuestas productivas a través de la finalización de estudios, formación laboral y capacitación en oficios.

La iniciativa propone el pago de un sueldo equivalente a medio salario mínimo, vital y móvil por cuatro horas de trabajo diario, es decir $9450 por mes.

 Actualmente alcanza a 600.000 trabajadores, y se espera llegar a 900.000 puestos de trabajo para el año que viene.

“Tiene como objetivo contribuir a mejorar el empleo y generar nuevas propuestas productivas a través del desarrollo de proyectos socio-productivos, socio-comunitarios, socio-laborales y la terminalidad educativa, con el fin de promover la inclusión social plena para personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social y económica”, afirmaron desde el Gobierno.

Por su parte, Daniel Arroyo, Ministro de Desarrollo Social de la Nación, sostuvo la necesidad de llevar la urbanización hacia los barrios populares. "En algunos casos hay que generar lotes con servicios primero y luego generar la vivienda. En otros casos hay que mejorar las viviendas existentes, sobre todo los baños y cocinas", agregó.

"Estamos pasando de la asistencia al trabajo con el plan Potenciar Trabajo, con el que apostamos a crear 300.000 puestos de trabajo en los barrios", concluyó el Ministro.