La iniciativa fue oficializada a través de la resolución 1526/2020 de la Superintendencia de Servicios de Salud, publicada ayer en el Boletín Oficial.

El objetivo será asegurar el pago “en tiempo y forma a los prestadores, indispensables para la continuidad de la atención de los beneficiarios”, además de garantizar el buen funcionamiento de la atención sanitaria mientras dure la pandemia por Coronavirus.

Asimismo, el Ejecutivo Nacional decidió compensar la caída en la recaudación que hayan tenido los servicios de salud durante el pasado mes de octubre (respecto de marzo). “La merma en la actividad productiva, consecuencia inevitable del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se ve reflejada asimismo en la recaudación tributaria y, consecuentemente, en los recursos destinados a los agentes del seguro de salud”, subraya el escrito.

Dentro de los rubros más golpeados se encuentra el gastronómico. En consecuencia, la obra social de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA) recibirá $121,5 millones para reparar dicho impacto económico.

Por otro lado, la obra social que presta servicios a los Conductores de Transporte de Colectivos de Pasajeros recibirá $43,7 millones, mientras que la cobertura de los petroleros privados obtendrá $33,9 millones.

“Resulta necesario adoptar medidas adecuadas con el objeto de prevenir tales efectos y garantizar el adecuado servicio de los sanatorios, clínicas y demás prestadores de salud que atienden a los beneficiarios de la seguridad social durante la pandemia causada por el coronavirus”, concluye la resolución.