De acuerdo a la última encuesta realizada por Mercer, empresa consultora en recursos humanos, el 38% de las empresas relevadas -casi cuatro de cada diez- considera mantener el trabajo remoto o “home office” luego de finalizada la pandemia.

Para ello, y como consecuencia de la Ley de Teletrabajo, también evalúan asumir los gastos necesarios para poder implementar el teletrabajo, a saber: un 50% de las empresas encuestadas afirman que asumirán el pago del servicio de internet, un 38% el equipamiento ergonómico de oficina, un 27% laptops, y un 21% refieren al pago de electricidad. Sin embargo, el 69% de las compañías no han decidido aún la forma de implementar el pago, mientras que un 18% considera otorgar un monto fijo para los empleados, y un 9% aplicará un reintegro contra presentación de factura del gasto.

Durante esta investigación, realizada entre el 19 y el 25 de noviembre pasados, se interrogaron a 309 empresas líderes nacionales y subsidiarias de multinacionales.

Con respecto al pago de un bono por desempeño, el 51% propone abonarlo de manera acorde al cumplimiento de objetivos específicos. También se ha indagado sobre las prácticas de fin de año: un 74% de las compañías otorgará los días 24 y 31 de diciembre como no laborales.

Por otro lado, cabe destacar que el 13% de las empresas interrogadas eligió que la mayoría de los empleados vuelva a su lugar de trabajo a menos que haya una razón válida para no hacerlo, como problemas de salud. Asimismo, un 27% aún no lo ha definido, un 6% afirmó que será una decisión de los trabajadores, y un 16% propuso una modalidad mixta entre días de oficina y días de home office.