El último informe realizado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) ubicó al índice de pobreza en un 44,2%, lo que significa que durante el tercer trimestre de este año, 20,3 millones de personas no accedieron a los alimentos básicos, al sistema de salud y a una vivienda digna, mientras que 2,7 millones se encuentran desempleadas.

A raíz de esto, el funcionario declaró que el 2020 “fue un año malo”, pero que “todo lo que hemos hecho ha dado muy buen resultado” y destacó que está creciendo el número de los trabajadores activos.

“2020 es el año de la pandemia. Una situación extraordinaria requirió de medidas extraordinarias. Y todas fueron un muy resultado. Por primera vez en 2020 creció el empleo asalariado registrado”, enfatizó Moroni en diálogo con AM 750, y agregó: “La pobreza es un dato de la realidad, no de la UCA. Eso solo nos tiene que dar un cachetazo en la cara. Y para eso solamente sirve tener un modelo de desarrollo”.

Además, el titular de la cartera laboral destacó las políticas asistenciales creadas por el Gobierno nacional: “La pobreza sería 10 puntos superior sin las herramientas que aplicó este Gobierno”. Y advirtió: “Quizás a la UCA le da un poco más alto de lo que es”.

Con respecto al panorama actual, el Ministro sostuvo que el salario perdió 0,2% en pandemia, mientras que durante el 2019 perdió más del 6%. Asimismo, recalcó que “la construcción está volando y la industria metalmecánica está a full”.

Por otro lado, Moroni dijo que desde el Gobierno se planea crear el Consejo Económico y Social, y contará con la articulación de las áreas de educación, trabajo, ciencia y tecnología, empleo y jubilaciones, y desarrollo regional. Este órgano estará a cargo de “planificar políticas a largo plazo”.

Finalmente, al ser consultado sobre la continuidad del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el Ministro Moroni subrayó que “asistencia va a haber, no en forma masiva si no más específica” y añadió que ya se encuentran trabajando con el segundo Programa de Recuperación Productiva (REPRO), en el que se otorgará una suma mensual de $9000 por cada relación laboral activa de la empresa beneficiaria.

“Nosotros sabíamos que esta recuperación en algún momento iba a ocurrir y lo peor que podía pasar era que todo estuviera roto. Por eso sirvieron la prohibición de despidos, el IFE, el ATP, todas medidas extraordinarias”, concluyó.