El proyecto de instalar una red de paradores estatales para camiones y transporte de cargas al costado de las principales vías de tránsito del país dio un paso más. El Ministerio de Transporte aprobó e incorporó al Plan Nacional de Transporte un Informe producido por el Equipo de Trabajo “Red de Paradores del Autotransporte en Ruta”. A través de la resolución 1/22 comenzó a darle forma a la “RED PAR.AR”, nombre con el que bautizaron al proyecto.

La RED PAR.AR es un sistema de paradores estatales que, según la resolución que le dio origen, está diseñado para “brindar asistencia técnica, económica y financiera a los gobiernos provinciales, municipales y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el objeto de diseñar y desarrollar puntos de asistencia en ruta en todo el territorio nacional con criterio orgánico e integrador”.

El Gobierno empezó a darle forma a PAR.AR, una red de paradores para camioneros que Moyano anhela hace tiempo

El Gobierno, mediante este sistema, creará playas de servicios a lo largo de todo el país para el transporte de carga mediante predios con seguridad (vigilancia), gastronomía, logística, descanso, primeros auxilios, sanitarios, duchas, y estaciones de servicio, gomería, repuestos, lavaderos, depósitos, entre otros servicios. 

La recomendación de la comisión de estudio que se aprobó establece que sean 67 los paradores, con una distancia promedio entre uno y otro de 180 kilómetros. De ese total, 21 estarán en la red vial concesionada, 34 en la no concesionada y 12 a poco trayecto de algunos pasos de frontera

Según sus datos, la demanda diaria sería de alrededor de 40.000 camiones y se aportarían a la red, 8000 cajones de estacionamiento para este tipo de vehículos.

El proyecto establece cuatro tamaños de paradores. El pequeño, siempre según la denominación oficial, tendría entre 2 y 3 hectáreas, con capacidad entre 20 y 50 camiones; el mediano, que tendría el doble de tamaño y de capacidad; y el grande, con una superficie de entre 8 y 9 hectáreas y con estacionamiento hasta 200 vehículos de carga. Luego están las “áreas de interfaz logística”, con más de 10 manzanas y más de 200 camiones.

Los más grandes serán los que tengan todos los servicios. “Se estima que, en 2019, 536,5 millones de toneladas fueron transportadas dentro del territorio nacional siendo el modo automotor preponderante para dicho transporte y arrojando una participación del 93% de las toneladas totales transportadas -argumenta el documento-. La infraestructura utilizada por este modo, conecta más de 4000 localidades a través de 500.000 km de carreteras compuestas por la red vial nacional, provincial y caminos de jurisdicción municipal. En este sentido, es objetivo de esta Secretaría de Planificación de Transporte confeccionar una red de infraestructura de servicios al transporte automotor de cargas con capilaridad territorial nacional”.

Estos puestos tendrán servicios varios, teniendo en cuenta que estarán ubicados en uno de los anexos que fueron destacados por varios conocedores del tema. Se trata de la ventanilla única de trámites. En ese sentido, el ministro Alexis Guerrera creó la medida PAR.AR. Dentro de los servicios que establece la norma que debe tener cada uno de los paradores estatales está el logístico, lo definen como una “Ventanilla única de trámites logísticos y administrativos”. Música para los oídos del sindicato.

El Gobierno empezó a darle forma a PAR.AR, una red de paradores para camioneros que Moyano anhela hace tiempo

De acuerdo con lo que se conoce, el PAR.AR “será llevado adelante con fondos provenientes de las diferentes partidas presupuestarias con las que contare el Ministerio de Transporte”. Aún no hay detalles del monto que se destinará.

La norma establece que “en relación con la morfología del terreno, se reconocen dos posibles tipologías: paralelos a la carretera o bien perpendiculares donde se cuente con disponibilidad de terrenos por fuera de la zona de camino”. “Los mismos pueden presentar, a su vez, un tipo de implantación unilateral (a un solo lado de la carretera) o bien, bajo un esquema doble o mancuerna, a ambos lados”, añade.

Los técnicos del Ministerio de Transporte señalaron la localización de varios de los corredores. “Desde el punto de vista de la concentración y generación de tráfico, la mayor parte del volumen corresponde a cuatro distritos principales: Santa Fe, Córdoba, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, explican. 

Por último, escriben las rutas: “El objetivo de esta etapa del estudio fue lograr una capilaridad en el territorio de la República y garantizar una propuesta de paradores en todas las provincias. Los corredores identificados incluyeron a la red vial que conforman las rutas 3, 5, 7, 8, 9, 12, 14, 16, 19, 34, 188, 205, 226, y la ruta provincial 2 de la provincia de Buenos Aires”.

Luego, aportan otras rutas nacionales que también se estudiaron y que serán parte de la RED PAR.AR: 11, 22, 23, 33, 35, 36, 38, 40, 60, 64, 89, 95, 127, 143, 151, 152, 158, y la ruta bonaerense número 6.

Sobre esa red se montarán los paradores estatales. Si bien hay algunos planos modelados de las estaciones, pero no se avanzó en cómo se construirán, quién pagará por la expropiación de los terrenos, cómo se financiarán y si habrá o no intervención del capital privado. Por ahora, no hay respuestas; apenas un proyecto que suena a música en los oídos del líder sindical Hugo Moyano.