Luego de que el Presidente Alberto Fernández anunciara las nuevas restricciones debido a la segunda ola de Covid-19, la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) publicaron un comunicado en el que expresan su respaldo a las medidas adoptadas por el Gobierno para “proteger la vida y la salud”.

“Una vez más, desde el Estado prevalece la decisión tomada al inicio de la pandemia, en el sentido de que lo más importante es proteger la vida y la salud de nuestro pueblo”, afirma el escrito.

Asimismo, los gremios docentes criticaron a “aquellos que atacan de manera feroz y desde los medios de comunicación y las redes sociales”, y aseguraron que “son los mismos que cuando eran gobierno desatendieron a la educación, cerraron escuelas e implementaron medidas en detrimento de los docentes, y reprimieron las protestas cada vez que los sindicatos estuvieron en la calle en defensa de los derechos”. En esta línea, Ctera y Sadop repudiaron esas posiciones porque “atentan contra la solidaridad y la vida en democracia”, y expresaron su rechazo "las medidas que procura impulsar el Gobierno porteño, cuyos efectos posibles repercutirán en el AMBA y arriesgarán a todos".

“Queremos escuelas abiertas cuando la presencialidad sea segura y cuidada, con efectivo control del cumplimiento de los protocolos en todas las jurisdicciones; cuando las condiciones sanitarias lo permitan y no se arriesgue la salud y la vida de los trabajadores de la educación, de los estudiantes y de sus familias”, concluye el escrito.