La presidenta del Pro, Patricia Bullrich, pidió que se retomen las clases presenciales en las aulas y apuntó duramente a los sindicatos docentes, a quienes responsabilizó por “el estancamiento de la educación”.

En una entrevista en el canal TN, la ex ministra de seguridad declaró: “La sociedad necesita terminar con estos sindicatos obstruccionistas. Declaremos a la educación servicio esencial, como establece el proyecto que acaban de presentar los senadores de Juntos por el Cambio y docente que no va, tendrá que ser reemplazado.”

Luego de estas declaraciones, las respuestas no tardaron en llegar. Desde la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA), dirigida por Miguel Díaz, respondieron: “La responsable de la muerte de (Santiago) Maldonado cada día se supera a sí misma. Siguiendo la línea de su jefe político, sólo persigue como objetivos el caos, la muerte, los despidos, el escarnio”.

“Nadie en su sano juicio haría este tipo de declaraciones en el grave momento de pandemia que estamos atravesando, denostando a los/las docentes y tratando de enfrentarlos/las con otros compañeros y compañeras trabajadores/as”, continuaron desde el gremio.

Y concluyeron: “Los/las docentes extendieron su jornada laboral, aportaron recursos de conectividad propios, llevaron material didáctico a las casas de sus alumnos/as y se encargaron solidariamente de la distribución de alimentos en las escuelas. Poca cabeza, mucho gatillo.”