Luego de la jura de los nuevos integrantes del Gabinete, el Gobierno nacional reactivará este martes la agenda salarial con la reunión del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario mínimo, vital y móvil.

El Consejo analizará fijar un nuevo salario mínimo y una actualización de los montos mínimo y máximo de la prestación por desempleo.

Al respecto, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, aseguró que el cálculo del porcentaje que se realiza para el aumento es “insuficiente”, ya que la base sobre la que parte ese cálculo “es muy baja”. “Se aplica el porcentaje sobre 29 mil pesos cuando la canasta está arriba de 60 mil. Además, no alcanza a todos los trabajadores”, precisó.

Es que, en su última reunión, el Consejo del Salario fijó el ingreso mínimo en 29.160 pesos desde el 1 de septiembre para los trabajadores mensualizados.

“Hay que dar un aumento de emergencia para todos los trabajadores y jubilados y no bonos o aumentar el salario mínimo. También tiene que haber una política de control de precios, sino no hay forma de poder recuperar el poder adquisitivo en Argentina”, sostuvo el dirigente.

En esa línea, el dirigente sindical señaló que el IFE es un “paliativo” como forma de ayuda social y no propicia la creación de trabajo genuino. “Hay que pensar en una propuesta de salario universal como lo hacen los movimientos sociales, porque eso sí subiría la base del cálculo para todo el mundo y tendría un impacto social muy grande”.

“La renta básica es la forma de poder resolver esto para que nadie pueda tomar a nadie en un trabajo por menos de ese número”, subrayó.

“Si la política económica no cambia y se sigue priorizando los acuerdos con el FMI en lugar de distribuir mejor la riqueza en Argentina, no tenemos salida y no vamos a ganar elecciones”, insistió el titular de la CTA.

Por último, Micheli se refirió a los recientes cambios en el Gabinete nacional y sostuvo que los mismos no le gustaron y apuntó, en especial, al ahora jefe de Gabinete, Juan Manzur. “Estoy un poco golpeado, como todos los militantes, no me gustaron los cambios, Manzur no me parece ue sea muy amigo de las mujeres en Argentina”, lanzó.