Los referentes de Barrios de Pie, Frente de Organizaciones en Lucha-FOL, FeNAT CTA Autónoma y FOB se reunieron con autoridades del Ministerio de Salud y de la cartera de Desarrollo Humano y Hábitat porteña para exigir que se destinen 20.000 vacunas para los trabajadores esenciales que realizan sus tareas en barrios populares.

Las organizaciones sociales se reunieron ayer con Gabriel Battistella, subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria del Ministerio de Salud de la Ciudad y con Maximiliano Corach, subsecretario de Asistencia y Cuidado Inmediato del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, a quienes les solicitaron que se los incluya con prioridad en el plan de vacunación.

En un comunicado conjunto, los movimientos se comprometieron a realizar un relevamiento y presentar un registro con la nómina de todas las personas involucradas. “Las organizaciones sociales hemos estado en la primera fila desde el comienzo de la pandemia, asumiendo funciones esenciales de cuidado comunitario”, sentenciaron.

Asimismo, expresaron su preocupación por el impacto que podría provocar en los barrios populares un nuevo avance y rebrote del Coronavirus, y expresaron: “Los sectores más vulnerables de la población no podemos esperar, y las organizaciones sociales somos esenciales para las tareas de prevención y cuidado de la salud comunitaria, es por ello, que venimos formulando la necesidad que se nos incluya en un orden de prioridad dentro del calendario de vacunación para el Covid 19”.

De ese modo, los movimientos sociales explicaron que en la Ciudad de Buenos Aires existen, por lo menos, 700 centros comunitarios, además de numerosas ollas populares ubicadas en distintos puntos estratégicos, “donde nuestras compañeras y compañeros cocinan todos los días y asisten a miles y miles de familias, para que a nadie le falte su plato de comida”.

“Las organizaciones sociales consideramos fundamental poder seguir sosteniendo estos espacios de diálogo con funcionarios del gobierno, y de articulación entre los distintos sectores sociales, para poder arribar a soluciones comunes”, concluye la misiva.