Este jueves 2 de diciembre se llevarán a cabo las elecciones internas de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA). El foco principal estará puesto en la seccional de la Ciudad de Buenos Aires, una de las más representativas dentro del sindicato.

Dante Camaño es el Secretario general de UTHGRA seccional CABA, encabeza la Lista Gris e irá por la renovación de su mandato. Se enfrentará a un ahijado sindical de su excuñado y líder de la organización a nivel nacional, Luis Barrionuevo.

Al respecto, Camaño subrayó que “los que votan son los trabajadores, saben a quién elegir” y expresó su optimismo respecto al desarrollo de los comicios.

La elección tomar calor al ritmo de la disputa interna entre Barrionuevo y Dante Camaño. Ambos dirigentes marcaron sus diferencias en el último tiempo, por lo que la elección del próximo jueves tendrá un condimento especial.

“Hemos dado el ejemplo, tenemos los balances más correctos y superavitarios de todo el sector”, manifestó Camaño, quien remarcó que “nosotros vamos a cuidar el sindicato y las prestaciones y servicios para los afiliados”, a pesar de las complicaciones que generó la pandemia.

En los papeles, Camaño tendrá como competidor a Humberto Ballhorst, quien encabeza la lista opositora, y cuenta con el apoyo logístico de Luis Barrionuevo.

“Que los afiliados vengan a votar el jueves 2 de diciembre, no vamos a permitir que falten el respeto”, “picanteó” el actual secretario general de la seccional de la Ciudad. Y desafió: “La gente va a poner en su lugar a Dante Camaño y a Luis Barrionuevo”.

“Yo no cambié, el que se junta con los K es Barrionuevo”, formuló en modo de acusación Camaño.

“Acá no se va a perder ninguna urna, no se va a romper ni a aparecer quemada”, chicaneó en referencia al episodio de quema de urnas en el que estuvo involucrado Barrionuevo en Catamarca.

Situación antes y después de la pandemia

La interna tiene lugar en el contexto de una recuperación económica que de a poco va dando sus pasos. Con las restricciones y prohibiciones impuestos por las medidas sanitarias en estos dos años, el sector del turismo, hotelería y gastronomía fue uno de los más perjudicados, quedando resentido casi por completo.

“Contábamos con 64.000 trabajadores registrados y con la pandemia perdimos alrededor de 25.000 puestos de trabajo”, explicó Dante Camaño. “De los 40.000 empleados que quedaron, menos de la mitad están en regla con el sindicato y su empleador, algo que se hizo complicado con la crisis económica”, agregó.

Por otra parte, se perdieron alrededor de 2.500 establecimientos hoteleros y gastronómicos, lo cual marca la importancia de este rubro en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, que representa más del 15% del PBI porteño. La relevancia del turismo y la hotelería en la Ciudad muestran que fue la actividad “más golpeada de la pandemia”, destacó Camaño.

“Se puede estar en acuerdo o desacuerdo con las medidas del Gobierno, pero la pandemia no es culpa de nadie”, argumentó el Secretario general de los “gastronómicos” porteños.