El gremio docente Ademys realizó ayer un paro a causa del fallecimiento de Jorge Langone, docente de 56 años que trabajaba en la escuela N°13 de Villa Lugano. El maestro murió este domingo tras permanecer internado varios días luego de contraer Coronavirus.

Durante la jornada de lucha, el sindicato denunció la "responsabilidad política" del Gobierno de la Ciudad por la muerte del docente, y afirmó que en las escuelas "no hay condiciones sanitarias ni de presupuesto" para las clases presenciales. Además, se rechazó la flexibilización del protocolo escolar que propuso la administración porteña, al tiempo que se reclamaron condiciones de reapertura guiadas por datos epidemiológicos objetivos

Por su parte, Amanda Martín, Secretaria Gremial de Ademys, declaró: "Son cientos las denuncias de las escuelas que demuestran que los protocolos no se cumplen, que no hay condiciones para el aislamiento de un docente cuando se detecta un caso sospechoso y que faltan servicios elementales".

En esa línea, la dirigente informó que durante las próximas horas el gremio realizará una nueva asamblea para definir sus pasos a seguir frente a este panorama.

"Suben los casos de Covid en la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno porteño no toma medidas de prevención ni de emergencia. Más bien hacen todo lo contrario. En una conferencia de prensa, hoy (las autoridades porteñas) ratificaron que siguen analizando la flexibilización del protocolo escolar", concluyó Martín en comunicación con Télam.