El secretario general de La Bancaria Sergio Palazzo anunció el avance del tratamiento en la Legislatura bonaerense de la derogación de la ley 15.008, que impuso el gobierno anterior de María Eugenia Vidal y afectó derechos previsionales a las y los jubilados, pensionados y trabajadores del Banco Provincia.

Lo confirmó tras reuniese con el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde, y la intendenta de Lomas de Zamora, Marina Lesci. “Martín me ratificó el compromiso del Gobernador Axel Kicillof de tratar en sesiones extraordinarias la derogación de la ley 15.008 que afectó derechos previsionales a las y los jubilados, pensionados y trabajadores del Banco Provincia”, comunicó Palazzo en sus redes sociales.

Tweet de Sergio Omar Palazzo

Fue a principio de diciembre del año pasado que el gobernador Axel Kicillof recibió al secretario general de La Bancaria para definir cuándo se iba a tratar en la Legislatura bonaerense la derogación de la Ley 15.008.

“Hoy me reuní con el gobernador Axel Kicillof quien me manifestó su intención de incluir como prioritario el tratamiento de sesiones extraordinarias la nueva ley que impulsa el gobierno provincial que restituye derechos previsionales a las y los trabajadores del Banco Provincia”, adelantaba Palazzo en sus redes sociales.

En que consiste la Ley 15.008 de Vidal

Se trata del régimen jubilatorio que impulsó María Eugenia Vidal en diciembre de 2017 para los trabajadores del Bapro que fue señalada como “inconstitucional” por lo que desde la Bancaria recurrieron a la justicia para evitar su promulgación.

Fue este año que Kicillof expresó su apoyo a su derogación. “Es una ley que ha sido cuestionada legalmente hasta por el actual procurador, que en la provincia de Buenos Aires había sido funcionario del gobierno anterior”, sostuvo.

“Se hizo un trabajo muy serio que permite un esfuerzo compartido, devolver derechos que les habían quitado como el 82% móvil, la reducción de la movilidad, la reducción de la edad jubilatoria para las mujeres a los 60 años, reconocer muchísimos derechos”, agregó.

Fue la Unión de Jubilados del Banco Provincia, junto a La Bancaria, que cuestionó la nueva ley jubilatoria para los empleados del Bapro. La norma estableció que las y los trabajadores bancarios que podían jubilarse desde los 60 años, a partir de entonces se jubilarían a los 65, luego de sumar treinta y cinco años de servicios como mínimo. Pero, esto no es todo, su aplicación era gradual por lo que aumentaría un año cada dos hasta llegar a los 65 en 2028. Este año llegó a los 62 años.

Asimismo, el artículo 41 implementó un sistema de actualización de haberes que “desvinculó el 82% del sueldo de los activos”. En tanto que en el artículo 38 se establecía la incompatibilidad de dos prestaciones, como una pensión y una jubilación, sobre una misma persona.

Por otro lado, se quitó al Estado Provincial la responsabilidad de cubrir el déficit de la caja de aportes a través de aportes asignados en la Ley de Presupuesto. Con la Ley 15.008, el Banco Provincia quedó como único responsable económico de la deuda con los jubilados del establecimiento bancario.