Hasta la semana pasada, el personal jerárquico de la cadena de supermercados Walmart realizó protestas en varias sucursales del conurbano bonaerense, reclamando ser recibidos por los nuevos directivos de la empresa, para negociar las paritarias de este año. El plan de lucha comenzó en Avellaneda, sin alcanzar respuestas positivas a sus pedidos. Por eso, en los días siguientes se produjeron protestas en San Justo, pero tampoco hubo acercamiento. Ahora habrá un impasse en los reclamos hasta mañana que se llevará a cabo una audiencia de conciliación entre el gremio y la empresa, dictada por el Ministerio de Trabajo Bonaerense.

En ese contexto, el secretario general de la Asociación del Personal Profesional y Jerárquico de Comercio (APPyJC), Gastón Gallo, fue entrevistado por el programa Amañados que conduce Aníbal Rushan en Radio Urbe (FM 97.3). “Lo que estamos viendo en Walmart a partir del cambio de manos en la firma (la compró el empresario Francisco De Narváez) es que no se está cumpliendo con la pauta salarial como en años anteriores”, detalló el dirigente. 

“Estamos planteando tener una reunión para discutir este tema y también otros”, explicó Gallo. El problema es que la empresa no reconoce al gremio porque tiene simple inscripción y no personería gremial, a pesar de que para el Ministerio de Trabajo y la justicia (como estableció en diversos fallos) eso es suficiente para representar a los trabajadores.

“Al tener una simple inscripción y al no haber ningún otro gremio que represente a los trabajadores del sector, tenemos la posibilidad de negociar nosotros. De hecho, ante cada denuncia que hacemos en el Ministerio de Trabajo, nos convocan y citan a la otra parte. De hecho, hace poco tuvimos un conflicto con Carrefour y se dictó una conciliación obligatoria”, subrayó el líder de la APPyJC.

Conflicto en Walmart: “De Narváez lo primero hizo fue a amenazar con retiros voluntarios a quien se quejara; eso es un apriete”

Persecución antisindical

En otro tramo de la entrevista, Gallo describió que cuando De Narváez se hizo cargo de la compañía “se reunió con los empleados y los jerárquicos y había prometido inversiones, que se iban a abrir nuevos locales y que iba a haber crecimiento”.

“Pero lo primero que realmente hizo fue salir a amenazar con retiros voluntarios a quien hiciera algún tipo de cuestionamiento. Nosotros lo salimos a denunciar porque, obviamente, es un tipo de apriete. Que a un compañero que tenga más de 20 años en la firma cuando salga a quejarse por algo, le digan ‘si no te gusta, tenés un acuerdo’, es una manera de presionar que no vamos a aceptar”, señaló el dirigente.

Gallo enfatizo que la situación de los jerárquicos a partir de la llegada de De Narváez se volvió “desesperante”. “Nos llaman todo el tiempo, cosa que antes nunca sucedía porque la empresa cumplía con la pauta salarial. Ahora, los compañeros se contactan y nos expresan que no saben qué va a pasar con los sueldos y qué rumbo va a tomar la compañía”.

Y arremetió: “Nos llama poderosamente la atención porque cuando ingresó a la política en el año 2009, De Narváez levantaba la bandera de la justicia ‘justicia social’. Parece que ahora se olvidó de todo eso a la hora de aumentarles el sueldo a los jerárquicos. Entonces simplemente era un eslogan de campaña”. 

Por otra parte, Gallo explicó la enorme pérdida salarial que vienen sufriendo los jerárquicos de comercio desde el año 2006 hasta la fecha, lo que produce una situación de solapamiento salarial con los trabajadores que tienen a cargo suyo: “En esa época la diferencia llegó a ser de hasta siete sueldos de diferencia con un empleado bajo convenio. Hoy, en el mejor de los casos la diferencia supera entre el 20 y 30%. Y esto pasa en todas las categorías: tanto jefes, como gerentes o directores”, explicó.

Para cerrar, el secretario general de la APPyJC recordó que mañana habrá una audiencia con la empresa en la delegación San Justo de la cartera laboral bonaerense. “Esperemos que se presenten, porque en las anteriores no fueron”, concluyó. 

El audio de la entrevista completa: