El presidente de la Confederación General Económica de la República Argentina (CGERA) Marcelo Fernández, reclamó que las pymes puedan exigir un pase sanitario a sus trabajadores, que permita a esas empresas "tener cobertura ante eventuales contagios".

"Parece ilógico pedir pase sanitario para entrar a un teatro o a un espectáculo deportivo, o bien para subir a un micro o a un avión, y no para entrar a trabajar", sostuvo el dirigente. Según Fernández, el pase sanitario permitiría a las empresas "tener cobertura ante eventuales contagios" de sus empleados.

"Pero al no ser obligatorio, no lo podemos exigir. Entonces, queremos discutir el tema: es muy injusto que un 90% del personal de una fábrica se haya vacunado y el 10% restante no, y ese 10% perjudique al resto", enfatizó el empresario, en declaraciones al programa "Esta mañana", que se emite por radio Rivadavia.

Además, Fernández consideró que también la vacuna contra el Covid-19 debería ser obligatoria. A su criterio, "en este momento, con la cantidad de contagios y los contactos estrechos, volvimos para atrás. Hay comercios que tuvieron que volver a cerrar por falta de personal".

"En este punto, es necesario sentarnos a discutir para que no volvamos a cerrar los establecimientos fabriles por el virus. El pase sanitario es para cuidar a quien se ha vacunado, y tienen que compartir espacio con aquellos que no lo han hecho o se han dado una sola dosis", evaluó el dirigente.

Fernández evitó dar porcentajes de ausentismo en las pymes a raíz del impacto del virus, por entender que "sería dar números en el aire, ya que en las pymes mucho personal se encuentra de vacaciones". En las grandes empresas, comentó, "hay menos producción porque falta gente, eso encarece el producto y ese costo laboral lo van a trasladar al precio, porque son monopólicas. Es un problema que nos está perjudicando a todos".

En este marco, el empresario destacó que "hay una recuperación de la actividad en casi todos los sectores. Y eso se ve en el número de la capacidad instalada en la industria, que está casi en el 70%, el mejor nivel desde 2017". "Estamos en franca recuperación y necesitamos continuar así. Pero dada la crisis sanitaria, evidentemente vamos a tener restricciones y mucha menos gente circulando", concluyó.