En el marco de los nuevos modos de enseñanza virtual causados por el avance de la pandemia, el Gobierno Nacional destinará un presupuesto cercano a los $120 millones de pesos para ampliar y renovar créditos con el objetivo de que los docentes puedan acceder a computadoras en planes de largo alcance y con una tasa accesible muy inferior a la de mercado. Esta iniciativa fue impulsada por el Ministerio de Educación en conjunto con el Banco de la Nación y el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Nicolás Trotta, titular de la cartera educativa nacional, expresó: “Las acciones que estamos implementado buscan dar respuestas y trascender el contexto de pandemia. Creemos que una educación de calidad solo es posible si se mejoran las condiciones formativas y laborales de nuestras y nuestros docentes y trabajadores de la educación. Cuanto más igualitarias son las sociedades y más equitativa la educación que ofrecen los Estados, mayor es la calidad del sistema educativo”.

Desde el Gobierno anunciaron que este beneficio será destinado a docentes de educación obligatoria y superior que perciben el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) y se extenderá a las y los trabajadores no docentes universitarios.

“El objetivo de los créditos es facilitar a las y los docentes y al personal no docente una herramienta imprescindible fortaleciendo una tendencia con la mirada en el futuro”, apuntaron desde el Gobierno.

La inversión realizada por la cartera educativa para subsidiar la tasa de interés es de 120 millones de pesos. Los créditos son de hasta 100 mil pesos, con una tasa de interés del 12% y un plazo de pago de 36 cuotas. La cuota promedio es de $1700 para equipos de hasta $50.000, $2500 para aquellos de hasta $75.000 y $3400 para los que alcancen los $100.000. La nueva etapa pone a disposición 25 mil equipos para las 3 líneas de créditos, que podrán ser adquiridos a través del sitio web del Banco Nación.

Por su parte, Eduardo Hecker, Presidente del BNA, declaró: “Estos créditos se enmarcan en una idea estructural del Banco Nación de avanzar en la inclusión social y educativa. Por eso, ofrecemos una línea de asistencia financiera accesible para docentes y no docentes universitarios, que participan activamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los jóvenes estudiantes de todo el país”.