El Gobierno definió el pago de un bono extraordinario para jubilados, pensionados y beneficiarios de prestaciones sociales durante el mes de marzo, con el objetivo de no perder poder adquisitivo frente a la inflación.

Se trata de una suma no remunerativa que se percibirá por fuera del haber y por única vez durante el mes de marzo, junto al incremento del 8,07% anunciado recientemente. Con el objetivo de compensar la pérdida por inflación, la iniciativa promete otorgar un monto de $1.900,

Así, casi 4,3 millones de jubilados que perciben la mínima, establecida en $19.035, recibirán $1.536 por el ajuste de marzo y la compensación (equivalente a $633 en marzo, abril y mayo), de modo que alcanzarán un piso de $21.2000 durante el segundo trimestre.