El Sindicato del Personal de Dragado y Balizamiento (SIPEDyB) publicó un comunicado en el cual manifiesta su preocupación ante “el inminente vencimiento de la concesión del dragado, mantenimiento y señalización de la ruta de navegación comprendida entre el Río Paraná y el tramo exterior del Río de La Plata”.

Según lo informado, el gremio que conduce Juan Carlos Schmid asegura que la caída de la concesión de la hidrovía significa una gran “amenaza a la estabilidad laboral”. Por este motivo, el SIPEDyB exige “la preservación de la fuente de trabajo, el encuadramiento y la plena vigencia del convenio colectivo aun cuando se produzcan cambios de empresa”.

“Desde los ‘90 no se ha ejecutado ninguna política en defensa de la navegación interior o la industria naval y tampoco se proyectaron controles sobre el esquema portuario”, advierte el comunicado, y agrega que actualmente los restos de la flota estatal, arrumbada y obsoleta, corren peligro de hundimiento.

“No obstante, todavía hay centenares de compañeros que pueden ser recapacitados aprovechando los distritos e invirtiendo en una empresa nacional que atienda todo el tramo desde Santa Fe al Norte, solo falta voluntad política”, concluyó la misiva.