Otro 8M que las calles se desbordan por los reclamos de justicia y la lucha de las mujeres y disidencias contra las desigualdades y las brechas con los varones, en el ámbito social, políticos, como también en el laboral y sindical. Es que hace casi 20 años se promulgó la ley 25.674, que establece un mínimo de 30% de cupo femenino en las conducciones gremiales, y si bien en la principal central obrera del país, la CGT, en las recientes elecciones se consagró el cumplimiento del cupo femenino, la representación de mujeres en los altos cargos gremiales sigue siendo mínima, con pocos nombres en las estructuras, pero hoy una generación de mujeres están dispuestas y preparadas a dar batalla para cambiar esta realidad. 

En este marco, en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, Data Gremial habló con seis dirigentes y secretarias generales sobre el rol de las mujeres en los gremios, las mayores deudas de Sindicalismo y los desafíos del feminismo en las organizaciones gremiales. "Las mujeres salimos de lo privado a lo público con nuestros reclamos y sobre todo pidiendo Justicia porque sin igualdad de oportunidades no se puede tener Justicia social ", remarcó la secretaria General seccional Buenos Aires de La Bancaria, Alejandra Estoup, en diálogo con este medio.

La dirigente gremial enfatizó en el rol de las mujeres en el sindicalismo y sostuvo que "es, fundamentalmente, aportar una mirada desde nuestro género a la agenda que se construye en cada organización gremial, agregando sin lugar a duda la perspectiva de género ya sea en diferentes temáticas que nos abordan, por ejemplo la paridad en las tareas de cuidado y que se visualizan los gastos como madres que somos, jefas de familia y eso implica abordar necesidades y transformarlos en derechos, como son hoy las guarderías, las licencias que siempre caen sobre nuestras espaldas de cuidado de niños y mayores", detalló.

La secretaria General seccional Buenos Aires de La Bancaria, Alejandra Estoup
La secretaria General seccional Buenos Aires de La Bancaria, Alejandra Estoup

"Además discutir la agenda en general que atraviesa a cualquier trabajador y trabajadora que tiene que ver con las condiciones laborales y salariales, en los avances tecnológicos, en la participación que debemos tener en igualdad de oportunidades tanto en salario como en categoría para poder así lograr la brecha salarial que aún sigue teniendo", añadió.

La secretaria general seccional Buenos Aires de La Bancaria, Alejandra Estoup, también hizo referencia a la violencia doméstica como también en los lugares de trabajo que sufren las mujeres junto con los abusos sexuales "que son una de las causas por la que muchas mujeres dejan los trabajos en forma dependiente por no soportar esas situaciones". "Esa es una deuda muy grande de toda la sociedad y todos los sindicatos que hoy están abordando, quizás no en la medida que se debería hacer pero por eso es fundamental tener mujeres", admitió. 

Respecto a los desafíos para las mujeres en el sindicalismo, enfatizó en la continuidad de la unidad en la acción que vienen construyendo las mujeres desde hace muchos años pero en particular en los últimos años a partir del Ni una Menos. "Nos dimos cuenta que debemos superar cualquier tipo de diferencia ya sea de aquellos que venimos de los estratos sindicales, sociales, políticos u otros para visibilizarnos y mostrar que todas tenemos las problemáticas y por eso hemos ido consolidando estanconstrucción colectiva y también armando agenda en cuanto a lo que nos importa como país", remarcó y puntualizó las leyes que se alcanzaron como la del matrimonio igualitario, el aborto legal y gratuito y el reconocimiento jubilatorio de amas de casa.

Falta de representación de mujeres en los gremios, una deuda pendiente

En los últimos registros oficiales que maneja el Ministerio de Trabajo de acuerdo un relevamiento elaborado hace tres años en 26 organizaciones, solo se cumple con la ley de cupo en cuatro sindicatos. La ley establece un piso mínimo del 30 por ciento en las listas electorales internas de los gremios y un porcentaje de delegadas en las negociaciones colectivas de trabajo. Abarca a los sindicatos, uniones y confederaciones, por lo cual se tendrán que aplicar desde un gremio hasta la CGT.

El reciente informe del Ministerio de Trabajo elaborado en 2018, indica que las mujeres están a cargo del 18% de secretarías, subsecretarías o prosecretarías de los sindicatos, de las cuales, el 74% corresponde a áreas de igualdad, género o servicios sociales. Lo que deja a las claras que espacios de definición y discusiones sobre el futuro de las trabajadoras y los trabajadores siguen siendo ocupados por hombres.

En esta línea, María Teresa “Tere” Banegas, secretaria General Adjunta de Banco Macro y secretaria del Consejo Directivo Nacional de La Bancaria, remarcó que el rol de las mujeres en el sindicalismo es de lucha constante, sin embargo, aún hoy a casi 20 años de ser sancionada la Ley 25.674 de Cupo Femenino, "en la práctica su implementación se ve dificultada por varios factores y muchas veces no gusta nada o hasta incomoda nuestra participación". 

María Teresa “Tere” Banegas, secretaria General Adjunta de Banco Macro y secretaria del Consejo Directivo Nacional de La Bancaria
María Teresa “Tere” Banegas, secretaria General Adjunta de Banco Macro y secretaria del Consejo Directivo Nacional de La Bancaria

En este marco, la dirigente remarcó que a través de la lucha activa de las Mujeres Sindicalistas organizadas, se hizo cumplir la implementación del Convenio 190 de OIT. Una norma internacional de trabajo para prevenir, remediar y eliminar la Violencia y el Acoso en el mundo laboral, incluido cuando sea por cuestiones de Género. También hemos logrado instalar en agenda el tema de Tareas de Cuidado (que en su mayoría recae sobre nosotras, las mujeres) al que hasta hoy se le restaba importancia.

"Si bien pertenezco a un gremio que está siempre a la vanguardia y es ejemplo en temas de ampliación de derechos y participación igualitaria; la realidad es otra y muy distinta en líneas generales con respecto a la mayoría de los demás sindicatos", lamentó.

"En La Bancaria, tanto Sergio Palazzo en la conducción Nacional como Alejandra Estoup en Seccional Buenos Aires son dirigentes que fomentan la participación de las mujeres y las juventudes con acciones concretas y no como se escuchaba antes de que éramos el futuro. Hoy somos el presente ", agregó.

“Tere” Banegas destacó que todas las listas de su sindicato están integradas por un 50% de mujeres y un 50% de hombres. Además desde el año pasado cuentan con un Protocolo de Asistencia a Víctimas de Violencia por Cuestiones de Género firmado para toda la actividad. Y también el Cupo Laboral Travesti-Trans en Banco Nación. "Algunas muestras de la importancia con que se tratan temas que suceden en su mayoría a compañeras mujeres", destacó.

¿Cuales son las principales deudas en los gremios con las mujeres?

La principal deuda que tienen los sindicatos con las mujeres, es la de dejar de tener una posición machista y dejar de combatir al feminismo y la igualdad de género. Es muy desgastante tener que convivir con la posición misógina de aquellos dirigentes que se creen los dueños de la lucha sindical.

El piso del 30% de representación femenina que establece la ley, termina siendo un techo que discrimina y nos relega a las mujeres de los cargos de poder, mientras que la conducción de los sindicatos, sigue en manos de los hombres. Basta con mirar la cúpula de la CGT, donde de un triunvirato no participa ni una sola mujer.

¿Cuales son los desafíos para los próximos años?

El principal desafío que tenemos por delante de las mujeres sindicalistas es el de dejar de ser un número, o un porcentaje burocrático. Lograr que más mujeres se acerquen a los sindicatos, se afilien y participen. Luchar por la implementación de la Ley Micaela en el ámbito privado, que a mi parecer, puede ser el inicio del camino hacia la igualdad de género.

Las mujeres liderando en sus gremios y exigiendo mayores lugares de decisión

Data Gremial también dialogó con la secretaria General de SUTPA, Florencia Cañabate, quien dirige el gremio de peajes y remarcó que "el rol de la mujer en el sindicalismo fue, siempre, de militancia activa y participativa". "En el Sindicato de Peajes, desde su creación en el año 2006, nunca hubo distinción de género a la hora de movilizar, participar, militar o para postularse para delegadxs. Yo fui delegada por primera vez en el año 2009, por la elección de mis compañeros, ya partir de entonces fui delegada por cinco mandatos consecutivos. Hoy, gracias a la democracia sindical que aplica el SUTPA, soy Secretaría General con una comisión directiva compuesta por el 55% de mujeres". 

la secretaria General de SUTPA, Florencia Cañabate
la secretaria General de SUTPA, Florencia Cañabate

"Lamentablemente la realidad que vivimos lxs trabajadorx de peajes no es lo que vemos en los demás Sindicatos. La mujer está limitada a ocupar un cupo y siempre en Secretarías de género, acción social o actas", criticó.

En tanto, sostuvo que la principal deuda del sindicalismo y del movimiento obrero con las mujeres "es la de hacerlas parte de los lugares de toma de decisión". "Así como la mujer pelea en la calle al igual que el hombre, también tiene derecho, capacidad y militancia para estar sentada en la mesa donde se toman las decisiones", agregó.

En este marco, remarcó que "el cupo femenino es una forma de discriminación positiva. ¿Necesario? , SI. Pero tendrá que llegar un momento donde hombres y mujeres entendamos que el género no puede ser un limitante para tal o cual puesto". "Si no entendemos que la mujer se ha convertido en un individuo activo social, político y económicamente hablando, difícilmente podemos avanzar como sociedad y estar a la altura de los avances sociales que existen", sostuvo.

Respecto a los desafíos para los próximos años, el dirigente puntualizó que las mujeres de las distintas esferas (políticas, sociales, sindicales, empresariales) tiene el desafío de romper con el techo y las paredes de cristal. "Como decía antes el cupo es el comienzo, pero las personas tienen que ocupar lugares por su capacidad y compromiso. Tenemos que lograr que nuestros reclamos se escuchen, que no nos pongan solo para la foto y que entiendan, de una vez y para siempre, que la realidad laboral y sindical es con las mujeres o no será".

Mujeres en lugares de decisión

La secretaria general de STVYARA, Graciela Aleñá, por su parte, afirmó que "el rol de la mujer dentro del sindicalismo es la misma que del hombre pero con el compromiso de convocar a más mujeres a qué participen y que puedan llegar a niveles de ejecución dentro del sindicato". "Las deudas que tiene el Sindicalismo con las mujeres es poder permitirles que tengan acceso complementario a las secretarias de importancia que hagan a la organización y que puedan llegar a las secretarias generales que no es un tema común y debemos enrolarnos en ese sentido porque sino nada va a cambiar o va a cambiar a medios y el compromiso para eso debe ser de todos".

La secretaria general de STVYARA, Graciela Aleñá
La secretaria general de STVYARA, Graciela Aleñá

" El desafío es poder generar los mecanismos para ese acceso lo bueno no sería generar nuevas secretarias o tener cotitulares sino que sea en forma directa ", completó.

En esta línea, Gabriela Herrera y Bastida , Secretaria de la Mujer de SECZA, agregó que "la mujer tiene un protagonismo muy importante en el ámbito sindical y está cumpliendo un rol muy visibilizado y están en permanente lucha por los derechos sociales, políticos y laborales en todo este tiempo".

Gabriela Herrera y Bastida, Secretaria de la Mujer de SECZA
Gabriela Herrera y Bastida, Secretaria de la Mujer de SECZA

Por último, la secretaria general de la Asociación Sindical de Intérpretes Masivos Indeterminados (ASIMI), Olga Tejedo , habló con Data Gremia l y resaltó hoy los nuevos cuadros dirigentes reivindican el trabajo y la lucha de tantos años . En este marco, se refirió a la ley del cupo Femenino y admitió que recién comenzó a asentar una base que tenemos que construir día a día donde vamos ganando más espacios. Remarcó el gran trabajo en la CGT para que haya más igualdad.

la secretaria general de la Asociación Sindical de Intérpretes Masivos Indeterminados (ASIMI), Olga Tejedo
la secretaria general de la Asociación Sindical de Intérpretes Masivos Indeterminados (ASIMI), Olga Tejedo

Enumeró, en esta línea, las deudas que tiene el Sindicalismo con las mujeres y afirmó que el principal es el cupo Femenino, dar espacios en comisiones directivas, ya que siempre fueron figurativos, no uso ni voz ni voto. " Como secretaria general y fundadora de mi gremio veo que vamos por muy buen camino y confío en el trabajo de la CGT y las 62 organizaciones ", remarcó. En esta línea hizo enfasis en los desafíos para los próximos años sostuvo la mejora de índices para que haya más secretarías generales, en capacitar, sacar nuevos cuadros líderes " Hay muchas compañeras con enormes posibilidades, hace más de 20 años lucho por esto ", lograron .