La Asociación Sindical del Personal Jerárquico, Profesional y Técnico de la Actividad Minera Argentina (ASIJEMIN) lanzó una grave acusación contra la empresa Cementos Avellaneda ante una presunta negativa de la firma a autorizar la realización de un acto electoral en su planta de Olavarría.

El sindicato tenía previsto este miércoles realizar la renovación de autoridades nacionales, regionales y de delegados en las empresas mineras y yacimientos de todo el país.

El secretario General del Sindicato Jerárquico Minero y candidato a la reelección, Marcelo Mena, denunció que “en la Delegación Centro que los compañeros que son miembros y candidatos a delegados se encontraron con que la empresa por carta documento se negó rotundamente a que hagamos una elección adentro del establecimiento”, indicó.

“Se arrojaron el derecho de impugnar las elecciones”, continuó el dirigente y anticipó que en las próximas horas “Vamos a ir con escribano para notificar el error grave que están haciendo. Si no acceden vamos a labrar un acta con escribano y a realizar las elecciones en las puertas del yacimiento y luego vamos a ir al ministerio hasta agotar las vías administrativas” sostuvo.

Tweet de ASIJEMIN

En ese marco, Mena indicó que en Olavarría “Vamos a intentar hacer una elección simbólica” y pidió la solidaridad de centrales gremiales como la CTA o FeTIA para que “se solidaricen con este tema porque que se rompa con la democracia sindical en el siglo XXI es inaceptable” dijo.

Desde la ASIJEMIN, exhortaron a la empresa a través de un comunicado para que “cese su comportamiento ilegal ya que incurre en prácticas antisindicales y desleales, violando el artículo 14 bis de la Constitución Nacional, los convenios 87, 98, 135 de la OIT y las normas establecidas por la Ley de Asociaciones sindicales 23551”.

“Es una postura del año 1800”

En declaraciones a este portal, Marcelo Mena se refirió a los presuntos motivos dados por la empresa: “El fundamento que dicen es que el gremio no tiene la cantidad suficiente de afiliados para hacer la elección pero eso no tiene nada que ver porque aunque haya un solo afiliado tenés que llevar la urna para que voten. Es una postura del año 1800” consideró.

Sobre las cuestiones de fondo, opinó: “No quieren la organización sindical ni permitir que sigamos creciendo dentro de Olavarría. Somos un sindicato muy fuerte en la actividad minera pero ellos tienen estas mañas muy arraigadas” sostuvo.

Finalmente, agregaron que en caso de “no cesar en el comportamiento ilegal” desde el gremio y la FeTIA “iniciarán las denuncias nacionales e internacionales y las acciones judiciales a los efectos de condenar esta violación a los derechos de libertad y democracia sindical”.