Roberto Baradel, dirigente del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), y Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (Feb), aseguraron que la vuelta presencial a las aulas se llevará adelante siempre y cuando el Estado garantice el cumplimiento de los protocolos sanitarios y el cuidado de docentes y alumnos.

Tal como lo aseguró el líder de Suteba, hoy comienzan las clases en muchas escuelas de forma presencial, en otras en forma virtual, y en algunas otras de manera bimodal, articulando la presencialidad con la virtualidad. “La presencialidad se va a dar en aquellos lugares en los que existan condiciones para garantizar el cumplimiento de los protocolos para una vuelta segura y cuidada”, sostuvo Baradel, y afirmó que en el caso de que eso no se pueda cumplir, las clases se desarrollarán en el marco de la virtualidad.

“Es importante el trabajo que se hizo en la elaboración de los protocolos. Somos muy claros en cuanto a la necesidad de garantizar su cumplimiento y entrega de elementos de seguridad”, agregó.

Por su parte, Petrocini destacó que los gremios pudieron “aportar y construir durante 2020 un protocolo para el regreso a clases presenciales con el objetivo de que la vuelta a las aulas sea segura” y dijo que “en aquel establecimiento donde no estén dadas las condiciones por falta de insumos de bioseguridad, agua potable o problemas de infraestructura, no se comenzará”.

“Como gremio, estaremos muy atentos para que no se ponga en riesgo a alumnos, docentes, no docentes y toda la comunidad educativa”, señaló.

Asimismo, la referente detalló que la FEB llevó a cabo un relevamiento la semana pasada en más de 50 distritos de la Provincia, en el que se detectó que muchas escuelas presentaban algún tipo de inconveniente con la entrega de máscaras, termómetros, guantes, como así también establecimientos con obras o reparaciones sin concluir o faltante de insumos para limpieza.

“Estamos convencidos de que este ciclo lectivo será un gran desafío y que es imposible retomar las clases presenciales de la misma manera que se venían dando en marzo de 2020. El Estado deberá garantizar las condiciones de salud de toda la comunidad educativa”, concluyó la titular de la FEB.