Hugo Moyano, Secretario General del Sindicato de Camioneros, le envió un comunicado a Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno porteño, en rechazo al plan de ajuste que se quiere implementar en la Ciudad de Buenos Aires, que consiste en eliminar la recolección de residuos que se realiza en el séptimo día y suspender el pago de días feriados.

De realizarse este brutal recorte, no sólo impactaría en la higiene de la Ciudad, sino que representaría un golpe al bolsillo de los trabajadores de la actividad, quienes se verán afectados en promedios mensuales cercanos a los $20.000.

De este modo, el líder sindical recordó al Jefe de Gobierno que los trabajadores de la recolección “son actores fundamentales en el mantenimiento de las condiciones sanitarias en el ámbito de la Ciudad”, y que, en el contexto de pandemia, “han puesto de manera incansable su fuerza de trabajo a disposición, pese al peligro que la situación implica para su salud y el riesgo de llevar la enfermedad a sus hogares”.

No podemos concebir la injusticia de ‘recompensar’ el esfuerzo de los trabajadores con un recorte como el que se promueve desde el Gobierno porteño”, apuntó duramente.

Además, Moyano también se refirió al “impuesto al trabajo”, y recordó que “el 31 de diciembre pasado ha dejado de ser aplicable el beneficio de la ley 27.549, que mitigaba en parte los efectos del mal llamado impuesto a las ganancias”. Es decir, si a esta medida se le agrega los descuentos por el impuesto al trabajo, la situación se vuelve cada vez menos favorable para los recolectores.

“Venimos a efectuar nuestro más enérgico rechazo a cualquier tipo de recorte en los servicios que afecte los salarios de nuestros representados y el sustento de sus familias”, expresó.

Para concluir la misiva, Moyano ratifica la necesidad de que los servicios de recolección continúen prestándose con la misma frecuencia que ahora, y rechaza “cualquier intento de rebaja salarial hacia los trabajadores”.