La seccional jujeña de la Asociación Bancaria (AB) anunció un paro en la capital provincial y en distintas de ciudades de la provincia en repudio del incumplimiento por parte del Gobierno de Gerardo Morales al fallo judicial que frena la suspensión del Banco de Desarrollo.

La medida de fuerza se llevará a cabo el próximo jueves 4 de noviembre y se extenderá por 24 horas. No habrá recarga de cajeros automáticos ni tampoco se efectuará ningún tipo de atención al público.

Desde la organización sindical explicaron que “el motivo es el incumplimiento del Gobierno y de las autoridades de la entidad bancaria sobre el fallo judicial que ordenó suspender la liquidación de la entidad y obligó a cumplir con los pagos correspondientes a la totalidad de los empleados”.

Hacia fines del mes corriente, el Juzgado de Trabajo Nacional N°65 falló a favor del personal del Banco de Desarrollo y suspendió la ley provincial que disolvía y liquidaba la entidad. Mientras tanto, el Gobierno decidió apelar la medida.

Por su parte, el interventor de la seccional de la bancaria, Sergio Garzón Torres, aseguró que “sigue todo igual, no pagan nada y se quedan con los aportes y con las contribuciones a la seguridad social. Y eso va a tener connotaciones en lo penal tributario”.

“Van a tener que responder ante la Justicia porque no es solo no hicieron los aportes que le corresponden al empleador, sino que retuvieron los correspondientes a los compañeros trabajadores”, detalló en diálogo con medios provinciales.