La Comisión Directiva de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE), que conduce Carlos Minucci, hizo llegar su solidaridad a los trabajadores y trabajadoras que fueron agredidos por usuarios que reaccionaron por los cortes del servicio eléctrico, mientras cumplían sus tareas.

"Deben comprender que no es el personal de la empresa asignado a los distintos sectores de trabajo los que han provocado esta realidad", sino que por el contrario "realizan enormes esfuerzos para mantener el servicio" mientras existe "una falta de información fehaciente de las Empresas en la atención a los clientes", como "precariedad en las reparaciones para mantener la continuidad del servicio y/o reposición ante la falta del mismo que resulta complejo dada la situación descripta", expresó el gremio mediante un comunicado.

En este contexto, la APSEE salió a manifestar su solidaridad con el personal que trabaja en las zonas de cortes del servicio eléctrico ante las agresiones sufridas, ataques que "llegaron al límite de la inconsciencia provocadas por clientes que reaccionaron frente a los cortes del servicio, poniendo en riesgo su integridad física en el Sector General Paz donde fue atacado a piedrazos y con intentos de incendios de las instalaciones, estando el personal cumpliendo sus tareas", denunció la entidad gremial.

Tweet de Carlos Minucci

A su vez, el gremio también destacó que "todos sin excepción son también parte de los afectados, algunos hasta con cortes en sus propios hogares", por lo cual "es un tremendo error creer que son parte del problema", advirtió a los usuarios.

Ante esta situación, la Comisión Directiva del APSEE expresó: "Reiteramos como en años anteriores que se equivocan, los agredidos son quienes se encuentran en zonas de corte o en las oficinas comerciales desplegando un enorme esfuerzo para paliar la actual situación, con la lealtad que le deben al usuario y al servicio eléctrico, haciendo incluso frente a los problemas de pandemia que atravesamos".

Por este motivo, la APSEE los invitó "a reflexionar, a terminar con estas agresiones y recurrir a los verdaderos responsables que son las autoridades máximas de las Empresas" involucradas.

El comunicado concluye con un agradecimiento "a nuestros compañeros y compañeras por la vocación de servicio y por la enorme responsabilidad que siempre demuestran".