La Justicia ordenó la intervención de la cerealera Vicentín por 90 días, aunque se podría extender. Además, se estableció la prohibición de la venta de sus acciones y activos durante estos días.

Asimismo, se designó a dos coadministradores aunque se decidió mantener el directorio actual, y se estableció como interventor a Andrés Schocron, uno de los veedores propuesto por el comité de acreedores. Por otro lado, el subinterventor deberá ser nombrado por el Poder Ejecutivo de la provincia de Santa Fe. Mientras tanto, dicha función será desempeñada por Victoria Stratta como directora general de la Inspección General de Personas Jurídicas de la provincia.

La decisión fue tomada por Fabián Lorenzini, el juez a cargo del concurso de acreedores de la cerealera, quien está al frente del Juzgado de 1° instancia en lo Civil y Comercial de la ciudad de Reconquista.

A diferencia de la intervención que había decretado el gobierno nacional hace poco tiempo, esta vez los miembros del actual directorio continuarán en sus cargos. Sin embargo, de ahora en adelante todas las decisiones deberán pasar por las manos de la Intervención.

Para concluir, el juez Lorenzini prohibió la modificación del capital accionario de Vicentín y, mediante otros fallos que salieron la semana pasada, se autorizaron nuevos contrarios con Oleaginosa Moreno (Glencore) y con Renova.