Trabajadores nucleados en la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) bloquearon ayer la entrada a la usina de Rio Turbio con el objetivo de reclamar que se garantice la continuidad laboral del sector. Desde el sindicato denuncian que tanto las autoridades como los otros gremios de los Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) no permiten que el personal de la construcción participe de las obras que se llevan a cabo dentro de la empresa.

Al respecto, Alfredo Pérez, responsable UOCRA cuenca carbonífera, declaró: “Están entrando gente a trabajar, están viniendo de afuera. Primero era que teníamos que permitir que entren 10 o 12 compañeros de Buenos Aires para hacer un relevamiento. El relevamiento ya lo hicieron y ahora resulta que vinieron 30 más. Está también la empresa que está haciendo el mantenimiento de la cinta transportadora de carbón”.

“Desde octubre estamos hablando con Eduardo Vilches, que es el segundo de Aníbal Fernández a nivel nacional y todos los días, tenemos una nueva sanata”, agregó en declaraciones al Canal 3 de Rio Turbio.

Frente a este panorama, el gremio resolvió que “no va a entrar más nadie a trabajar hasta que haya mano de obra local”, al tiempo que afirmó: “Los que llegan vienen con terribles sueldos arreglados de 240 mil pesos y con todo pago. Hace 4 años que estamos esperando”.

Si no hay mano de obra local, para los que somos de la cuenca, ellos no van a laburar. Vienen ellos y como si fueran los únicos que pueden hacer todo. Tienen que respetar que acá hay una desocupación terrible”, advirtió Pérez.