Los propietarios de camiones que realizan traslado de granos nucleados en la Unión Nacional de Transportistas y Afines de la República Argentina (UNTRA), Transportistas Unidos de Argentina (TUDA) y autoconvocados comenzaron su reclamo el pasado 16 de enero con un corte parcial en diversas rutas e impidieron la circulación de camiones de carga.

Los transportistas reclaman modificaciones en las tarifas por kilómetro y que las tarifas se ajusten automáticamente en relación a la suba de combustibles, con cláusula gatillo, para evitar la devaluación de los montos establecidos. Además, también exigen que se implemente la Tarifa Única para Cargas General en $135 por kilómetro, ya que el costo del transporte aumentó en un 34,95% en el último año.

Luego de trece días de paro, el impacto comienza a afectar a la industria cerealera. El cese de actividades de los transportistas impide la circulación de camiones con granos y hacienda. De este modo, también se ve afectada la comercialización, ya que se redujo el ingreso de camiones en las terminales portuarias y en el Mercado de Hacienda de Liniers.

Cabe destacar que los manifestantes presentaron un petitorio explicando sus reclamos. Ahora, se encuentran a la espera de una reunión con Sergio Massa, Presidente de la Cámara de Diputados, para ratificar su petitorio ante las autoridades.