La situación de Garbarino se pone cada día más espesa. La cadena sigue sin pagar los sueldos de los 3.800 trabajadores y a las múltiples protestas y la  falta de mercadería,  se suma ahora la toma del centro de distribución de La Tablada por parte de 200 trabajadores Camioneros que no cobran sus sueldos. Entrevistado por el portal BAE, el número dos de camioneros advirtió que tomará medidas hasta obtener respuesta.

“Tenemos 200 muchachos de logística de Garbarino que sólo cobraron el 45% de mayo, les deben junio, aguinaldo y el bono. No tienen respuestas. Carlos Rosales está fugado, No lo vi nunca, no lo conozco. La única que vino a presentarse fue la vicepresidenta de la empresa. Viene la malaria y lo primero que hacen los dueños es rajarse. Mientras dicen que negocian, la gente está cagada de hambre, que ponga la cara que se junte con los trabajadores para darle tranquilidad. Los tipos no hablan con nosotros, hablan por los medios y eso da bronca. Están todos borrados, los gerentes intermedios están en la misma situación que los trabajadores”, disparó Moyano.

Acerca de las negociaciones con potenciales interesados, el dirigente camionero, señaló: “Ojalá que venga un iluminado y resuelva todo. No descartamos movilizarnos al Ministerio de Trabajo o hacer un acampe en Plaza de Mayo. Estos tipos no pueden salirse con la suya, hoy que tienen que poner sus ganancias se borran. Yo no voy a dejar tirado a 200 trabajadores, no descarto hacer algo más grande. Alguien tiene que escuchar y ver lo que les está pasando a todos los trabajadores de Garbarino. 

Y sorprendió: “No tenemos relación con Comercio, sería cuestión de hablar, pero no descarto que podríamos movilizarnos en conjunto, ayudaría mucho a la visibilidad de este conflicto”.

Pablo Moyano, sobre Garbarino: “No descartamos movilizarnos al Ministerio de Trabajo o hacer un acampe en Plaza de Mayo”

Cronología de un desastre

Garbarino fue comprada hace un año por Carlos Rosales, Tesorero de San Lorenzo, titular del grupo asegurador Prof y de radio Continental, entre otras empresas. Asumió con 200 locales, hoy quedan apenas 139 tiendas o menos. De los más de 4200 trabajadores, quedan apenas 3.800 o menos. Tiene una deuda total de $19.000 millones a bancos, proveedores, locadores, además de varios pedidos de quiebra, de Aerolíneas Argentinas y Boca Juniors, entre otros.

Los afiliados a Camioneros tomaron el centro de distribución de La Tablada porque no les pagaron el sueldo completo de mayo y les deben junio. Los trabajadores que responden al gremio de Comercio liderado por Armando Cavalieri hace tres meses que no cobran sueldos, les deben aguinaldo, aportes y no reciben ni pagos, ni respuestas.

Desde las oficinas de Rosales hacen saber que “no habrá nuevas acreditaciones hasta que la AGIP no devuelva el dinero o hasta que el nuevo accionista regularice la situación”. El objetivo es que la responsabilidad del pago de los sueldos, recaiga en el Gobierno de la Ciudad que les tiene retenido $450 millones, por retenciones indebidas. 

El tiempo se agota… La paciencia también…