El ministro de Educación, Nicolás Trotta, encabezó la reunión para revisar los salarios en la que participaron representantes de los cinco sindicatos docentes nacionales: CTERA, CEA, UDA, AMET y SADOP, los miembros del Comité Ejecutivo, el secretario general del Consejo Federal de Educación, el jefe de Gabinete de la cartera educativa y las entidades de la educación de gestión privada en calidad de observadores.

Desde CTERA participaron Sonia Alesso, Roberto Baradel, Juan Monserrat, Luis Branchi y Noemí Tejeda. En ese aspecto, pidieron que "se adelante la discusión planteada para septiembre al mes de agosto. Que los salarios superen el índice de inflación programado para este año que rondará entre el 45 % y el 50%".

Ante el reclamo de los sindicatos docentes, se acordó un próximo encuentro de todas las partes para las próximas 48 o 72 horas con el objetivo de acercar posiciones.

Al respecto, el ministro Trotta indicó que "para nosotros es importante abrir el diálogo para el monitoreo del acuerdo paritario suscripto este año y sobre las condiciones de trabajo de las y los docentes, antes de la reunión que se llevará a cabo en noviembre, tal como lo marca el decreto que reinstitucionalizó la paritaria nacional".

"En cuanto a la recomposición del poder adquisitivo, celebramos el incremento del salario mínimo vital y móvil y el adelanto de la modificación del importe. Porque cuando pusimos nuevamente en marcha la paritaria nacional docente dejamos de lado ese factor de movilidad que se tenía en la gestión anterior, y en la práctica lo hemos superado en todas las instancias desde el inicio de nuestra gestión", añadió.

Finalmente, dijo que "durante este mes se percibió el incremento correspondiente a julio sobre el salario mínimo docente garantizado, y en septiembre se incrementará nuevamente, así como las sumas en concepto de FONID y material didáctico, más allá de lo cual, resulta necesaria una reapertura y diálogo sobre los términos del acuerdo alcanzado en febrero".