En el marco de las negociaciones paritarias de la actividad, la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados y el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) alcanzó un acuerdo que establece un incremento salarial total del 41,16% que será abonado sobre los salarios de abril último e impactará en más de 50 mil afiliados que el gremio posee en más de 70 seccionales en todo el país.

De acuerdo a lo informado por el gremio, el acuerdo salarial regirá entre el 1° de mayo de este año y el 30 de abril de 2022, y contempló una mejora total del 41,16 por ciento. Asimismo, la CEPA y el sector empresarial acordaron establecer una cláusula de revisión para el mes de enero, con el objetivo de evaluar los posibles aumentos inflacionarios y su consecuente impacto en el poder adquisitivo de los trabajadores de la actividad.

Al respecto, José Fantini, Secretario General de la CEPA, declaró: "La recomposición salarial fue producto del diálogo y el compromiso de sindicalistas y empresarios para alcanzar el mayor desarrollo productivo posible y el bienestar de los trabajadores".

En esa línea, el dirigente sindical expresó su "máximo respeto" por "los trabajadores de la industria quienes, a diario, realizan las tareas en un sector de riesgo y penoso", al tiempo que destacó su condición de esenciales durante la pandemia: “Los trabajadores de la actividad cárnea -roja y avícola- fueron en su momento declarados esenciales en el contexto de la grave pandemia de coronavirus”, cerró.