Tras una negociación que llevó casi diez horas en el Ministerio de Trabajo con la presencia del Ministro Claudio Moroni, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) rubricó uno de los mejores convenios a nivel gremial con las empresas del sector y, al levantar la protesta, se comenzó a normalizar la actividad en los puertos.

El acuerdo establece un 35% de aumento salarial para 2020, una gratificación de $70.178 y también un bono de $90.000 a pagarse en nueve cuotas de $10.000, para los trabajadores esenciales que realizaron sus tareas en el contexto del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. Además, también se alcanzó otro incremento del 25% a abonarse en dos tramos, y una revisión salarial durante el mes de agosto. De esta manera, la paritaria firmada elevó el salario mínimo a $93.600.

“Se privilegió la paz social como objetivo empresarial, en virtud de las consecuencias económicas para la industria, la comunidad, los mismos trabajadores y la Nación”, destacó CIARA mediante un comunicado.

El acuerdo fue firmado por la Federación sindical que conduce Daniel Yofra y los representantes de la CIARA, la Cámara Industria de Aceites Vegetales de Córdoba (CIAVEC) y la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO).