Luego de que la negociación paritaria de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) fracasara y pasara a cuarto intermedio, llegó el segundo desacuerdo: el gremio se reunió ayer con el sector empresario y, tras no alcanzar un acuerdo, las partes decidieron pasar a un nuevo cuarto intermedio para el próximo miércoles por la tarde. Mientras tanto, continuarán las negociaciones salariales por fuera de la órbita del Ministerio de Trabajo, cartera que encabeza Claudio Moroni.

Por su parte, el gremio que lidera Antonio Caló exige un aumento salarial del 35% pagadero en dos tramos para los trabajadores del sector, junto a una suba adicional en los salarios iniciales y una cláusula de revisión en noviembre por el riesgo inflacionario.

Por el otro lado, el sector empresarial ofrece como máximo un incremento salarial del 32% a pagarse en tres tramos y adjudica el “incremento del costo laboral” como un factor a tener en cuenta, pero la UOM mantuvo firme su pedido.

Frente a este panorama, habrá que esperar aún más para que el sector industrial cuente con una guía que funcione como puntapié inicial para comenzar con los restantes debates salariales del rubro, ya que la paritaria de la UOM será la primera referencia de mucho peso para los otros gremios.