La pandemia del Covid-19 puso de manifiesto, en todo el mundo, la importancia de los sindicatos para proteger los derechos de los trabajadores, sobre todo en tiempos de crisis donde lo que más peligra son los puestos laborales, la salud, las condiciones de trabajo dignas, y la vida, más aún para los trabajadores “esenciales”.

A su vez, esta crisis aceleró algunos cambios en la gestión de las organizaciones en general, y de los sindicatos en particular, que ya se venían dando, pero con cierta lentitud durante el comienzo de este siglo, como es el uso de la tecnología para acelerar la tan necesaria transformación digital de los gremios. Cuando hablamos de tecnología, no nos referimos al uso de una computadora, o de una planilla de cálculo. Esas son herramientas que en algún momento fueron de utilidad, pero que en la actualidad no son suficientes para llevar adelante esta transformación, ya que no evitan la información repetida y los errores humanos.

En la gestión de un sindicato se realizan diversas actividades que son parte del día a día de quienes trabajan allí. Como resultado de estas actividades se van produciendo datos que, con el uso de la tecnología, pueden y deben ser capturados, procesados y ordenados para tomar mejores decisiones que apoyen los objetivos planteados por el sindicato.

Teniendo en cuenta entonces la pandemia y las posibilidades que brinda la tecnología, es posible determinar cuál es la mejor manera de llevar adelante las actividades que suceden dentro y fuera de un sindicato, para poder brindar a los trabajadores un mejor servicio y mantener o incluso mejorar la entrega de beneficios, a pesar del contexto que nos toca vivir.

Para poder realizar esto, es fundamental contar con un sistema informático de gestión que vincule a todas las áreas del sindicato, permitiendo que cada secretaría pueda alimentar este sistema con datos y, a su vez, valerse de estos para tomar las decisiones que apoyen los objetivos de la institución.

En particular, y para citar como ejemplo, la entrega de beneficios hacia los afiliados produce información muy valiosa para el sindicato, que debe ser registrada. Veamos algunos ejemplos: 

• Muchos sindicatos ofrecen reintegros como beneficio para sus afiliados. En general, le exigen al afiliado que se acerque al gremio con toda la documentación que respalda la solicitud y la persona de beneficios lo aprueba, le otorgan el dinero y almacenan toda la documentación en ficheros físicos. Si el sindicato cuenta con un sistema de gestión y una app, el afiliado puede solicitar el reintegro desde la app, adjuntar toda la documentación necesaria, y enviar la solicitud. Luego, el área de beneficios del sindicato recibe la solicitud, evalúa la documentación y aprueba o rechaza la misma. En caso que fue aprobada, la solicitud le llega al área de tesorería, donde realiza la transferencia bancaria hacia el afiliado, y actualiza el estado de la solicitud, avisándole al afiliado que el proceso ha finalizado.

• Hace poco tiempo se celebró el Día de la Niñez. Se han visto numerosos gremios realizar diferentes acciones para agasajar a las niñas y niños. Algunos cuidando protocolos, otros quizás no tanto. También, otros gremios, por no poder organizarse de forma eficaz con motivo de la pandemia, no han podido otorgarles ningún beneficio.

¿Cómo puede ayudar la tecnología para llevar adelante este tipo de acciones? Ya sea que se realice un sorteo o se entregue un presente a los niños, toda acción debería quedar registrada en un sistema de gestión. Cuando el afiliado se acerca al sindicato para solicitar el número o retirar el presente, podría leerse desde su teléfono celular un código QR desde una app para que el sistema muestre qué hijos tienen registrados y otorgar el beneficio sin errores. Esta información también puede estar plasmada en el carnet de afiliado, pero es posible que el mismo no esté actualizado.

• Cuando se entregan útiles escolares, los afiliados tienen la posibilidad de solicitarlos a través de una app, desde su hogar, adjuntando toda la documentación que el sindicato requiera. Cuando envían la solicitud, el empleado del sector Beneficios ingresa al sistema de gestión para corroborar toda la documentación y aprobar la solicitud. Finalmente, el afiliado se acerca al sindicato y, a través del mismo código QR, el empleado del sindicato le otorga los útiles que correspondan.

Los anteriores son algunos ejemplos de beneficios que se pueden otorgar de forma más eficiente y segura, con el uso de la tecnología. Además, toda la información queda almacenada en el perfil del afiliado, posibilitando contar con información más completa sobre los mismos. 

Otra actividad que quedó relegada durante la pandemia es la posibilidad de que los trabajadores puedan denunciar condiciones laborales insalubres, horas extras impagas o trabajo en negro. Con una app como la mencionada anteriormente, un afiliado puede denunciar estas situaciones, luego el área de asuntos gremiales del sindicato puede darles seguimiento y tomar acción sobre las mismas y enviar, en caso de ser necesario, inspecciones a los lugares donde sucedan las irregularidades.

Tecnología y sindicalismo: cuando la transformación digital es un gran aliado para la gestión de las organizaciones

En la misma línea, el proceso de recaudación se vio fuertemente afectado con la pandemia. En general, la mayoría de los gremios recaudaron considerablemente menos o de forma más lenta que antes de la misma.

¿Cómo se podría evitar que baje tanto la recaudación, usando la tecnología? Contando con sistemas que permitan a los empleadores y/o afiliados abonar cuotas sindicales por medios no presenciales. En este punto, hay que tener en cuenta que tanto las transferencias bancarias como los depósitos suelen tener el problema de que no se sabe de quién es el dinero que ingresa a la cuenta, por eso es fundamental contar con un sistema de recaudación que permita a quienes abonen por esos medios poder informar el pago, incluyendo la fecha en que lo realizó, y a su vez, ofrecer otras formas de pago, como por ejemplo la plataforma PagoFacil, tarjetas de créditos y PagoMisCuentas.

Lo interesante de estas modalidades es que el aviso de pago se realiza de forma automática, sin necesidad de que estén informando el pago. Demás está decir que este sistema de recaudación, idealmente, debería ser parte de un solo sistema de gestión sindical, como lo venimos mencionando a lo largo del artículo.

A su vez, el Secretario General puede conocer cómo está funcionando el sindicato, observando un tablero de control con estadísticas relevantes, hacer también seguimiento a denuncias laborales, beneficios otorgados, datos demográficos del padrón de afiliados, recaudación del gremio, estadísticas salariales y todas las demás áreas del sindicato, pero de una vista más general.

Ya hay sindicatos con problemas edilicios motivados por el peso de los ficheros físicos que almacenan toda la documentación que se manipula. Es necesario cambiar esto, tanto por cuestiones de seguridad física, cuidado del medioambiente y para hacer más eficiente la búsqueda y procesamiento de información dentro de la organización.

Implementar una app junto a un sistema de gestión es una necesidad de los sindicatos en la actualidad para poner al trabajador que representan en el centro de la escena y darle el servicio que se merece. A la hora de contratar este tipo de tecnologías, será fundamental que se brinde una capacitación a todo el personal involucrado. Si llevamos esto un poco más allá, podemos pensar en utilizar analítica de datos junto a inteligencia artificial para procesar de forma masiva toda la información almacenada y ofrecer los beneficios que sean más propicios para los afiliados.

Esta transformación digital, al principio puede generar rechazo por parte de los empleados del sindicato, incluso antes de empezar a utilizarlo, por el solo hecho de impulsar una forma de trabajar diferente a como se venían haciendo las cosas, pero sin lugar a duda traerá grandes beneficios en el corto y mediano plazo.

En el contexto de la pandemia, los sindicatos se han vuelto imprescindibles para cuidar no solo los puestos laborales, sino también la salud y la vida de los trabajadores.

En ese sentido, y teniendo en cuenta la importancia que tiene la protección de los derechos de los trabajadores en nuestra sociedad, es probable que reinventar el sindicalismo tal como lo conocemos en la actualidad sea una buena opción para prevalecer las condiciones laborales del futuro, tarea que sin lugar a duda será desafiante. Para esto, es fundamental que los dirigentes sindicales entiendan las necesidades reales de los trabajadores en la sociedad actual.