La ministra de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Mara Ruiz Malec, consideró "factible" discutir una eventual rebaja de la jornada laboral, dado que en Argentina "se trabaja muchas horas y, generalmente, eso no redunda en productividad".

"Me parece factible, hay que debatirlo con sindicatos y universidades", sostuvo Ruiz Malec en declaraciones a la radio AM750.

Sobre este punto, la funcionaria bonaerense explicó que "nuestro país tiene uno de los regímenes laborales más extensos del mundo", y que "se trabaja muchas horas", pero que eso "no siempre redunda en la productividad".

"Estamos frente a la posibilidad de debatir un tipo de reducción de la jornada laboral que sea beneficiosa para la productividad y otros aspectos de la vida", indicó.

Mara Ruiz Malec se mostró a favor de reducir la jornada laboral

¿Lo tratará el Congreso?

Los dos proyectos de ley, que cuentan con estado parlamentario, llevan la firma de diputados de extracción sindical. Uno es de Claudia Ormaechea, diputada nacional y secretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de La Bancaria.

El otro de Hugo Yasky, diputado nacional y titular de la CTA de los Trabajadores. En ambos casos se propone reducir la jornada laboral legal que hoy está en las 48 horas semanales y por arriba de otros países de la región como Chile, Brasil, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y Ecuador.

"El proyecto tiene que ver con cuidar no sólo los derechos de los trabajadores, sino también los puestos de trabajo", dijo Ormaechea.

Y agregó: "El avance de la tecnología es muy rápido y modifica las formas del trabajo, no puede ser que esté nada más que al servicio de las empresas y los empresarios. Son producto del trabajo de la gente y tienen que volverse en beneficio de los trabajadores".

La iniciativa de Ormaechea propone reducir la jornada a "seis horas diarias o treinta y seis semanales" en el ámbito público y privado.

"Argentina es uno de los países del mundo que tiene de las jornadas laborales más extensas. La productividad no está íntimamente relacionada con la extensión de la jornada de trabajo. Debemos readecuar las relaciones laborales de manera que esto se vuelva un beneficio para todos, pero sobre todo para cuidar la salud, la vida, la dignidad y los puestos de trabajo", remarcó la dipusindicalista.


"Partimos de la premisa que el derecho del trabajo no crea trabajo, pero el derecho del trabajo con la modulación de la jornada permite su redistribución. La reducción de jornadas sin reducción de salarios, manteniendo los niveles salariales porque ya los salarios en la Argentina perdieron, en el período 2016/2019 según las mediciones INDEC o el INDEC de la Cámara de Diputados, entre un 26,4 y un 31,4% del poder adquisitivo", señala la iniciativa. 

En tanto, el proyecto de Yasky con fecha de ingreso en 2020 es algo menos ambicioso. Propone que "la duración del trabajo no podrá exceder de ocho horas diarias o cuarenta horas semanales para toda persona ocupada por cuenta ajena en explotaciones públicas o privadas, aunque no persigan fines de lucro".