Las frases rememoran tiempos oscuros de Argentina, pero lamentablemente el terrible mensaje fue escrito en la actualidad del año 2021 y por un político en funciones. El diputado provincial de la Coalición Cívica, Luciano Bugallo, reivindicó el trabajo infantil. Sin rodeos. No se trató de un malentendido, una mala expresión o una confusión de conceptos. El ladero de Elisa Carrió levantó la bandera de la explotación a la que él llamo “aprendizaje”.

En un escalofriante mensaje que el diputado decidió escribir en un hilo de Twitter cuestionó un trabajo del INTA que repudia el trabajo infantil e informa que tres cuartas partes de la explotación sucede en el sector agropecuario. No solo rechazó la información sino que tildó de “vagos” a los trabajadores del Instituto.

“Para los vagos que nunca laburaron, todo trabajo es explotación”, dice el mensaje que acompaña el trabajo del INTA, y no tuvo mejor idea que ejemplificar con su propia experiencia: “En mi familia desde chicos todos mis hermanos trabajamos en el campo, esperábamos los fines de semana para ir al campo desde la madrugada junto a mi viejo, abuelo y el personal. Era lo mejor que nos podía pasar!”.

Tweet de LUCHO BUGALLO

Como si fuera poco, sumó información repudiable y sostuvo que quienes dicen que el trabajo infantil es “explotación” repiten el “verso ideológico”.

“Manejar tractores, cortar pasto, operar el chimango, clasificar semillas, barrer galpones, cocinar, medir distancias para el "matayuyo" en la época que no había banderillero satelital, cargar la sembradora. Fue todo un gran aprendizaje, nada de explotación. Puro verso ideológico”, escribió sin ningún prurito el diputado de Elisa Carrió.

Por si no quedó claro, para Bugallo “es una payasada creer que el trabajo en el campo junto a la familia es explotación”, porque según sostuvo, “explotación es pasar miseria, tener que salir a pedir comida, que el gobierno te use con tus viejos para cortar calles, que las mafias te usen para vender merca o no tener esperanzas ni sueños”.

Eso sí, para el defensor del trabajo infantil, “por supuesto que los chicos 1° tienen que ir al colegio, jugar cuando quieran hacerlo, pero aprender y formarse junto a sus padres en el campo, es una experiencia que no se olvida nunca más en la vida, te da herramientas, te abre la cabeza y evita que caigas en manos de populista”.

Por último, se atajó: “Y aclaro antes que salten los marmotas de la corrección y buscadores de excepciones, diferente es cuando los chicos no van al colegio, hacen tareas de adultos y se les exige como tal, no se les paga sueldo y son tratados prácticamente como esclavos. De eso la política sabe mucho”.

No termina de sorprender quizá para aquellos que recuerdan que el diputado reflotó la "teoría de los dos demonios". Fue en septiembre de 2020 Bugallo, reivindicó la "teoría de los dos demonios" y generó rechazo al referirse a una publicación que el Ejército Argentino decidió borrar en la que recordaba a dos soldados fallecidos en el "Operativo Independencia", en Tucumán.