Desde el Sindicato Médico AMRA Seccional Córdoba denunciaron que la situación que viven los profesionales en los diversos subsectores de la salud “es insostenible y se ven sumidos en una alarmante precarización”. Sucede que el 90% de los médicos del sector privado son monotributistas, mientras que en el sector público esta cifra es del 50%

“Sin Convenios Colectivos de Trabajo nos vemos imposibilitados de negociar nuestras propias condiciones de trabajo y nuestros salarios,” expresó Hugo Zárate, secretario general de AMRA Seccional Córdoba. 

“La precarización también genera mucho temor en los colegas a la hora de sindicalizarse y reclamar por sus derechos. Durante la pandemia se han pedido numerosas fuentes laborales y los compañeros lógicamente quedan atados a seguir trabajando por migajas”, agregó.

Para los “prestadores” provinciales, hoy en día la consulta médica se abona $385, suma que es arbitrariamente impuesta por el empleador APROSS, quien entre 2018 y 2021 solo otorgó un 25% de aumento

“Somos trabajadores con horarios y remuneraciones impuestas, pero nos llaman prestadores sin reconocer que lo que hacemos es con una relación de dependencia. En tanto los médicos no tomemos conciencia de que necesitamos fortalecer nuestro sindicato, los empleadores nos seguirán explotando”, expresó Zárate. 

Desde la Seccional se han generado diversos reclamos y solicitaron reuniones con las autoridades, pero la Obra Social Provincial sigue sin dar respuesta.

El objetivo actual de AMRA Córdoba es lograr la inscripción como miembro paritario para poder representar y defender los intereses de médicos y médicas de toda la provincia, tal como ocurre en Buenos Aires y Santa Fe.

“Gremios como bancarios o vitivinicultores hoy están cerrando sus paritarias por encima de la inflación y con recomposiciones acordes porque no solo son sectores importantes de la economía sino porque tienen sindicatos fuertes. Queremos que los médicos y las médicas dejen el individualismo y se afilien para reclamar colectivamente. Si no mejoramos nuestras condiciones de trabajo perdemos nosotros y nuestros pacientes, que también sufren nuestra precarización”, concluyó el dirigente.