El titular de la cartera de Trabajo, Claudio Moroni, habló sobre el panorama laboral actual signado por la pandemia y se refirió al aumento en el precio de los alimentos. “El objetivo del Gobierno es que los salarios crezcan más que la inflación”, aseguró, al tiempo que recordó que, frente a una caída de diez puntos del PBI durante 2020, los trabajadores formales perdieron un punto del poder adquisitivo. “Tuvimos una política de sostenimiento de los ingresos”, agregó.

Asimismo, el Ministro se refirió a las negociaciones paritarias cerradas ya por algunos gremios, las cuales rondan un aumento del 35%, y aseguró que en los primeros tramos de aplicación “le ganan a la inflación”, mientras señaló que desde su cartera se utilizarán “todas las herramientas” para lograrlo.

En esa línea, también explicó que todos los convenios rubricados prevén cláusulas de revisión para el segundo semestre del año, y adelantó que esta semana se firmará la paritaria con los trabajadores estatales nacionales. Asimismo, Moroni consideró que los sindicatos “actuaron muy racionalmente” en medio de la crisis causada por la pandemia del Covid-19.

Cabe mencionar que la primera ronda de negociaciones salariales la cerró el sector público provincial, cuyos gremios privados acordaron pautas de entre 25% y 29% anual concentrada en uno o dos tramos. Por su parte, los gremios estatales rubricaron un incremento de 35% pero repartido en varias etapas, de modo que en el primer trimestre ese incremento no supera el 18%. En todos los casos, hay cláusulas de revisión.

La segunda ronda paritaria estuvo compuesta por los gremios privados más numerosos, como los mercantiles, quienes alcanzaron una suba salarial del 32% en cuatro tramos entre abril último y marzo de 2022, con revisión en enero próximo. Los acuerdos salariales firmados hasta el momento están en línea con las aspiraciones del gobierno de que las remuneraciones ganen por unos puntos a la pauta del 29% prevista en el presupuesto.