Nicolás Del Caño José Luis Espert se eligieron para el cruce de preguntas y calentaron el Debate Buenos Aires, por TN. El candidato del FIT lo acusó de “avalar un fraude laboral escandaloso” de las aplicaciones de delivery con sus trabajadores y el ultraliberal le respondió que “la empresa haga lo quiera, que firme lo que quiera, contrato en relación de dependencia, monotributista”. “Tus ejemplos de países la gente se está cagando de hambre”, agregó.

Tweet de TN - Todo Noticias

Los candidatos se eligieron para el bloque de preguntas, pero no respetaron los tiempos para responder sino que abrieron un debate de ida y vuelta. Incluso debieron ser frenados por Marcelo Bonelli y Eduardo Alfano, los conductores de A dos Voces, para que respetaran las reglas del programa. “Muchachos, no se pongan así, corten cuando tengan que cortar, está bien el diálogo”, les cuestionó el candidato a diputado por Avanza Libertad.

Bonelli le pidió respetar el reglamento del programa que él y sus jefes de campaña firmaron y Espert insistió en que lo hacía. “No se haga el sobrador”, le pidió el periodista.

“Espert está dejando en claro que él avala un fraude escandaloso como el que se lleva adelante con las aplicaciones”, insistió Del Caño y habló de la propuesta de reducir la jornada laboral a seis horas. “Vos querés freezar la Argentina pobre, porque si de ocho pasamos a seis horas, vos querés freezar”, le respondió el liberal. En tanto que el candidato del FIT lo acusó de “querer sacarle todos los derechos a los trabajadores”.

Cuando comenzaron los cruces por los países ejemplo y las políticas laborales, Espert volvió con todo: “Nico, internate, vos estás mal de la cabeza”. “No te quedan más libros para leer, Espert”, le dijo el candidato de izquierda. Cuando volvían a sus lugares y Espert tenía entonces que elegir con quién debatir, el ultraliberal le dijo “Nico, vamos a seguirla” y lo invitó al estrado.

“¿Vos conocés algún país que defienda tus ideas donde la gente viva bien y no tengás un dictador?”, le preguntó el ultraliberal. “Me extraña que no sepas que luchamos por un gobierno de las trabajadoras y los trabajadores; el capitalismo no va más”, le respondió Del Caño, quien además aclaró que es "trotskista" y que eso "nada tiene que ver con los regímenes stalinistas".

Y para el final, el candidato de izquierda se guardó la chicana más picante: lo acusó a Espert de “viajar en aviones de narcos” que “bancaron” su campaña, pero Espert ninguneó esa acusación.