El “Plan Motosierra” de Milei avanza en todos los sectores: crecen los despidos en empresas privadas

La crisis económica afecta directamente a todos los sectores de trabajadores, y ya siente la recesión y el desplome. Ante ello, la conflictividad social calienta motores.

Por Redacción

17 de mayo de 2024

Ya pasaron cinco meses desde la asunción del presidente ultraderechista Javier Milei, y un símbolo que utilizó durante su campaña se hace cada vez más perjudicial para el sector de las y los trabajadores. El denominado “plan motosierra” arrasó en un primer momento por la administración pública nacional donde llevó a cabo despidos masivos, y ahora se suman cientos de cese laboral y suspensiones en empresas privadas.

Mientras los funcionarios del gobierno nacional festejan la inflación del mes de abril, informada recientemente por el INDEC, que fue de 8,8 por ciento, la conflictividad social va en crecimiento debido a la altísima pérdida del poder adquisitivo. Las centrales obreras ya realizaron dos paros generales, y decenas de movilizaciones en todo el país.

En este contexto donde desciende la inflación, pero debido a que las y los trabajadores perdieron la capacidad de compras, sus salarios quedaron muy por debajo de una inflación interanual que acumuló 289,4 por ciento. Esta crisis provocó una caída en las ventas que golpea a los supermercados y otros rubros.

Vale mencionar que el caso más reciente fue el pasado miércoles 15, donde la cadena de supermercados Changomás despidió a 152 trabajadores de ocho de sus sucursales en la provincia de Buenos Aires.

Por su parte, Juan Pablo Quiroga, director de Relaciones Institucionales de la firma Changomás señaló: "el martes la compañía decidió redefinir la estructura de trabajo en ocho tiendas, en distintos puntos del país. Previo a esta situación, en los últimos meses, se han realizado todos los esfuerzos posibles por relocalizar o reasignar tareas y funciones, garantizando empleabilidad y locación geográfica, de manera de agotar todas las alternativas posibles. Sin embargo, en 152 casos, no 500 como trascendió, ni habría 300 adicionales en los próximos días, no pudimos encontrar alternativas posibles, por lo que ofrecimos las mejores condiciones, en línea con lo previsto por la ley y en el marco de un absoluto respeto por las personas".

Otros rubros

A su vez, durante las últimas semanas la lista de despidos en el sector privado fue engrosándose. Días atrás una de las tres fábricas que producen neumáticos en la Argentina, Fate, anunció que despedirá a 97 trabajadores. Además, que ajustará su estructura para adecuar sus operaciones al contexto del negocio.

En tanto, la multinacional Pepsico confirmó la semana pasada el despido de 36 de sus 400 trabajadores que se desempeñan en la planta instalada en el Parque Industrial General Savio de Mar del Plata. Mientras que Whirlpool anunció 60 despidos en su planta del Parque Industrial Pilar, en una línea que se había inaugurado en 2023.

También el grupo Arcelor Mittal, dueño de Acindar, paralizó por segunda vez este año su planta de Villa Constitución como respuesta al derrumbe en las ventas. La decisión afecta a más de 3.000 operarios.

A fines de abril, General Motors paralizó, por tercera vez en el año, su planta en Santa Fe y abrió un programa de retiros voluntarios. Con una baja de 23 por ciento en la producción durante el primer trimestre del 2024, producto de caídas en las ventas y en las exportaciones, el sector automotor es uno de los más complicados por el freno en la actividad económica.

Todos estos despidos se suman a los 100 mil empleos registrados destruidos en el primer trimestre del año, según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) que realizaron en base a la Encuesta de Indicadores Laborales de la Secretaría de Trabajo de la Nación.