En el marco de despidos masivos por parte de la empresa Garbarino, sus trabajadores cortarán el Puente Pueyrredón con el objetivo de visibilizar el reclamo y hallar respuestas a la situación. Pablo Rosales, el dueño de la firma, despidió a más de tres mil trabajadores de todas las sucursales del país sin pagar sus correspondientes indemnizaciones ni los salarios correspondientes a nueve meses de trabajo.

Luis Rodríguez, uno de los despedidos de la sucursal escobar aseguró en diálogo con Radio Rivadavia que la firma se presentó convocatoria de acreedores declarando crisis, pero señaló que “no cesó su actividad”. “La idea de la empresa es volcarse a la venta digital, y como para ellos sobraban empleados, nos despidieron con un artículo infundado sin justificación y sin pagarnos nada”, afirmó Rodríguez.

En la misma línea, el vendedor destacó que atravesaron la pandemia sin contar con el derecho a la obra social y contó que varios compañeros en tratamiento oncológico fallecieron por no poder continuar con el tratamiento.

"Ellos se apoyan en el artículo 247 para pagar tan solo la mitad de la indemnización, que además no la pagaron”, señaló Rodríguez, y agregó: “La situación que declara Garbarino no es real porque la empresa cesó la actividad para justificar quiebra. En marzo, que fue el último mes que se trabajó, fue el mes récord de ventas de la empresa. Después se negaron a vender y eso derivó en más pasivos”

Para noviembre, la empresa cerró todas las sucursales del país con el objetivo de volcarse a la plataforma digital. Sus trabajadores vienen llevando a cabo medidas de fuerza en reclamo de sus salarios. El viernes pasado realizaron un tuitazo con el Hashtag "#GarbarinoNoPaga".