El presidente Alberto Fernández se reunió en Casa Rosada a empresarios autopartistas, que le anunciaron inversiones por US$ 71 millones en la Argentina durante los próximos siete años, y la creación de unos 500 puestos de trabajo.

Los fondos, que superan los 7.100 millones de pesos al tipo de cambio actual, serán destinados a fabricar en el país autopartes que actualmente se deben importar, producto de la "falta de tecnología".

Así lo indicó el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, quien estimó que la inversión implicará la creación de más de medio millar de empleos.

Tras el encuentro, que se realizó en el Salón Eva Perón de la sede del Gobierno, el jefe de Estado afirmó que "la industria automotriz es la nave insignia de la industria argentina".

Fernández destacó que este proyecto "será una inyección y cumplirá la deuda de tener movilidad que no sea contaminante", y subrayó: "La electro movilidad es una forma de garantizar que el carbono contamine menos el aire que respiramos. Estamos dando un paso muy importante. Me obsesiona de la industria automotriz cómo garantizamos que se incorpore producción argentina".

En ese marco, el Presidente puntualizó que se está alcanzando la producción de automóviles "con casi el 40 por ciento de autopartes nacionales, lo que genera trabajo, desarrollo de tecnología, federalismo y la integración del Gobierno nacional con la provincia de Buenos Aires".

En la reunión participaron directivos del Grupo Mirgor, que fabricará piezas de alta complejidad y calidad para el mercado automotriz a través de una nueva firma nacional llamada ONTEC, con respaldo tecnológico japonés.

En ese marco, Schale destacó que el Gobierno está "revirtiendo un proceso", detalló que se está "llegando a los 500 mil vehículos producidos".

"En 2011 eran 850 mil y después de 2019, 300 mil. Es un trabajo articulado entre todos los sectores para salir de la crisis", destacó.

El proyecto de Mirgor, dividido en tres etapas, prevé una inversión inicial para 2022 de 12 millones de dólares, con la generación de 100 empleos directos.

En 2023 el desembolso será de 4,1 millones de dólares con 150 puestos de trabajo y finalmente en 2025 se inyectarán 51 millones de dólares, con 500 empleos.

"La empresa ONTEC, que estará liderada por argentinos, producirá piezas especiales para la industria automotriz que son la combinación de productos plásticos y electrónicos de alta complejidad, de la cual hasta ahora no hay tecnología en el país, sustituyendo importaciones por más de 25 millones de dólares al año", resaltó el Ejecutivo nacional en un comunicado.

Las partes plásticas se elaborarán en una planta con sede en el partido bonaerense de Baradero, mientras que las electrónicas se realizarán en la ciudad fueguina de Río Grande.

El montaje final y entrega a terminales será desde la zona industrial situada en la Ruta Nacional N° 9 y la Provincial N° 41, en una parcela del Municipio.

Además, el Gobierno indicó que está previsto que produzca "más de 400 mil piezas al año sólo para su cliente estratégico Toyota Argentina, pero otras terminales automotrices podrán sumarse como clientes".

ONTEC también impulsará la exportación de pick ups de producción nacional, y se podrán exportar las piezas en forma directa a otras terminales automotrices de Mercosur y el resto del mundo.

Por la compañía argentina participaron su presidente, Roberto Vázquez; el CEO, José Luis Alonso; y los directores de Nuevos Negocios, Mercedes Rotondó, y de Relaciones Institucionales, Juan Donal, mientras que también estuvo el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, Augusto Costa.

También participaron el gerente general de Relaciones Gubernamentales y Comercio Exterior de Toyota Argentina, Ezequiel Vallejos Meana; el intendente de Baradero, Esteban Sanzio, y por el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), el secretario adjunto, Mario Manrique, y el asesor Julián Domínguez.