Este martes la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP) -sindicato con personería gremial- está llevando a cabo el día de hoy en sus más de 10 filiales de la CABA y en sus 3 seccionales del interior del país, sin embargo las autoridades del Hospital Italiano, una de las filiales porteñas, impidieron la realización del acto eleccionario violando expresamente la ley de Asociaciones Sindicales.

En este marco, la Dirección Médica del Hospital bloqueó el ingreso a la conducción del sindicato, impidiendo que se desarrollen las elecciones en la propia filial que la AMAP tiene en el nosocomio, lo que volvió a evidenciar "su desapego a la ley, su desprecio por el cuerpo médico, el desinterés mayúsculo por sus derechos laborales y gremiales y su elevada soberbia y arrogancia incluso frente a las autoridades nacionales del Ministerio de Trabajo, veedor del acto electoral", denunciaron desde el gremio.

En diálogo con Data Gremial, Antonio di Nanno, Secretario Gremial de AMAP, expuso que el Hospital Italiano no les permitieron el acceso con la urna para llevar adelante democráticamente el acto de votación. "No permitieron a los médicos votar en el lugar de trabajo algo que está previsto en la ley", enfatizó.

"Esto es un eslabón más de la cadena de injusticias en el Hospital Italiano contra la organización sindical. Quieren enfrentar a los trabajadores contra los trabajadores", agregó.
Con esta actitud patoteril el Hospital Italiano _"pretende imponer por la fuerza sus propias condiciones de manejo institucionales, violatorias de los derechos de los trabajadores y del marco legal vigente_" coincidieron los dirigentes del sindicato.

En esta línea, adelantó que ante la falta de respeto contra las actividades democráticas "están preparando acciones legales y sindicales contra el Hospital Italiano en favor de los trabajadores y trabajadoras de la salud".

Denuncia contra el Hospital Italiano

Desde el gremio vienen denuncia reducción de salarios, condiciones irregularidades de trabajo, relación de dependencia encubierta a través de contrataciones precarias por monotributo, además de violencia institucional, como algunas de las condiciones que padecen los médicos y médicas en el gigante de la salud de Buenos Aires.