Los secretarios generales y trabajadores petroleros privados, jerárquicos y químicos deliberaron en una multitudinaria asamblea en Añelo, epicentro del yacimiento neuquino Vaca Muerta, declararon "la unidad total del sector" y constituyeron la nueva Unión de Trabajadores Petroleros Argentinos (UTPA).

A pocos días del inicio de la negociación paritaria de la actividad, dirigentes y trabajadores se reunieron y crearon la nueva organización gremial, que reúne a jerárquicos, privados y químicos.

Ante más de 20 mil trabajadores, los secretarios generales conformaron la UTPA para "defender los derechos de los trabajadores en todo el país, en una demostración de unidad como nunca antes", sostuvo el adjunto del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Ernesto Inal.

Un documento del sector sostuvo que Vaca Muerta es "un sueño colectivo y de cada petrolero y su familia y, para hacer realidad ese sueño, falta una pata de la mesa, la necesidad de cuidar a los trabajadores", puntualizó el dirigente.

El titular del gremio petrolero jerárquico, Manuel Arévalo, advirtió que desde ahora funcionarios y empresarios deberán discutir con los trabajadores las inversiones para que Vaca Muerta sea una realidad, en tanto Jorge Ávila, jefe de los petroleros privados de Chubut, reclamó "seguridad" para realizar las tareas.

"Han habido muertes en el sur, por lo que se impone más seguridad e higiene, el cumplimiento de los convenios colectivos de trabajo y la discusión de leyes", dijo Ávila, mientras José Lludgar, titular de jerárquicos y profesionales del petróleo y gas privado de la Patagonia Austral, destacó "la unidad en la UTPA".

Claudio Vidal, diputado nacional y secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz, denunció a las operadoras por haberse quedado con "la plata de los trabajadores", quienes abonan "el costo de la producción", dijo.

En la clausura de la asamblea Marcelo Ricci, jefe de los petroleros privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, reivindicó la unidad porque "hace la fuerza y conquista, como se demostró en la última negociación paritaria" del sector.