"El principal factor que promueve este nuevo escenario laboral no es otro que el notable crecimiento de la población ocupada", se resaltó en el Panorama Mensual del Trabajo Registrado que dio a conocer este jueves el Ministerio de Trabajo, que cita también resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH-INDEC).

Los indicadores del mercado de trabajo describieron en el tercer trimestre de 2021 una "recuperación total" de los efectos provocados por la pandemia, y también mostraron sensibles avances con respecto a la situación del periodo 2016-2019, según un informe elaborado por la cartera laboral.

"El principal factor que promueve este nuevo escenario laboral no es otro que el notable crecimiento de la población ocupada", se resaltó en el Panorama Mensual del Trabajo Registrado que dio a conocer este jueves el Ministerio de Trabajo, que cita también resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH-INDEC).

Como resultado del dinamismo verificado en la creación de puestos de trabajo durante los últimos meses, "en el tercer trimestre se verifica la mayor cantidad de personas ocupadas en el total de los aglomerados relevados por la EPH desde el año 2003".

En los 31 aglomerados relevados por la EPH la población ocupada alcanzó los 12,4 millones, lo que significa que en el tercer trimestre de 2021 casi 1,7 millones de personas se incorporaron al empleo con respecto al año anterior.

Asimismo, la tasa de empleo (la relación entre el empleo y la población total) presenta el mayor valor desde el año 2013.

Por su parte, la tasa de empleo no registrado del tercer trimestre de 2021 es una de las más bajas desde el año 2003, ya que alcanzó al 33,1% del total del empleo asalariado y se encuentra 1,9 puntos porcentuales por debajo del tercer trimestre de 2019.

Además, se advierte un crecimiento significativo del trabajo independiente, vinculado fundamentalmente a la expansión del trabajo por cuenta propia.

Otro aspecto importante es la evolución de la participación de la población en edad de trabajar en el mercado de trabajo, sobre todo considerando que en el año 2020 una gran cantidad de personas tuvieron que retirarse del ámbito laboral, tanto por causas sanitarias como por restricciones a la movilidad.

En esta dimensión también el tercer trimestre de 2021 muestra un escenario claramente positivo, porque la tasa de actividad (el indicador que refleja la relación entre la población activa y la población total) es una de los más elevados de la serie estadística relevada desde 2003.

Finalmente, la expansión de la ocupación repercutió en un importante descenso de la tasa de desocupación.

En este sentido, se señaló que como resultado de la fuerte expansión del número de personas ocupadas, que superó al crecimiento de la participación de la población en el mercado laboral, se produjo la reducción de 3,5 puntos porcentuales de la tasa de desempleo, que alcanzó al 8,2 en el trimestre.

En el tercer trimestre de 2021, el índice de desempleo es el más bajo de los terceros trimestres relevados entre 2016 y 2019.