Son horas de definiciones y reacomodamientos en el Gobierno tras el cimbronazo sufrido en las PASO de este domingo. La primera decisión fue la postergación de la presentación del Presupuesto 2022 -que por ley debía hacerse este miércoles- y el inminente anuncio de una batería de medidas económicas.

La postergación de la presentación de la "ley de leyes" está vinculada a que se están reacomodando las partidas con el fin de aumentar los recursos para programas sociales y asignaciones, tales como la AUH, y los fondos para obra pública. Se piensa en duplicar ese rubro en comparación con este año.

Como dato adicional, el Presupuesto 2022 se terminará de delinear y presentar, tenga o no previsto el acuerdo con el FMI por la deuda de u$s44.000 millones.

Además, según pudo saber, el jueves se anunciará una compensación para las jubilaciones mínimas, que se pagaría en octubre. También se adelantará la reunión para incrementar el Salario Mínimo, que podría ser del orden del 10% sobre los $29.160 actuales. Y se confirmará el lanzamiento del Plan Previaje para jubilados.

Por otro lado, está en análisis un "IFE segmentado". Esa ayuda de $10.000 fue universal durante 2020, pero ahora podría volver de forma más específica.

Tras el revés electoral frente a Juntos por el Cambio, el Gobierno apostará los cañones al reimpulso de la actividad económica y el consumo, con foco principalmente en los jóvenes, los adultos mayores, y la clase media.