El Gobierno jujeño que encabeza el radical cambiemita Gerardo Morales no quiere dar el brazo a torcer en el conflicto que provocó contra trabajadores del ex Banco de Desarrollo, quienes al día de hoy continúan sin percibir sus salarios además de no contar con obra social pese a un fallo judicial. Como consecuencia, La Bancaria convocó a un nuevo paro de 48 que tendrá lugar mañana jueves y el viernes.

Reiterando la medida de fuerza que se concretó la semana pasada, en todas las entidades bancarias de la provincia habrá abstención de tareas.

 Además, mañana desde las 10, partirá una movilización desde la sede central de la entidad en proceso de disolución hacia Casa de Gobierno, tal como sucedió la semana anterior y en la cual los trabajadores se encontraron con un desproporcionado vallado policial y fueron brutalmente reprimidos solo por querer expresar su malestar por la situación.

“El Gobierno Jujeño se empeña en no pagar los salarios que corresponden a los trabajadores del Banco de Desarrollo de Jujuy, reteniendo sus aportes a la seguridad social, poniendo en peligro la atención de su salud”, expresa un comunicado de prensa de la conducción nacional de La Bancaria al que Data Gremial tuvo acceso y que lleva las firmas del secretario general, Sergio Palazzo, y del secretario de Prensa, Eduardo Berrozpe.

Y concluye: “Adepto de la barbarie macrista, lo hace con prácticas represivas, aunque sus fuerzas de choque no pudieron evitar el paro y masiva movilización del jueves 4, donde las bancarias y los bancarios de Jujuy fueron acompañados solidariamente por una multitudinaria manifestación de organizaciones sociales, gremiales, donde no faltaron sus familiares, que agradecemos y destacamos”.