Personal de RENATRE y UATRE de La Rioja junto con el Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata y Explotación de personas llevaron adelante una inspección en un establecimiento de producción de aceitunas de esa provincia y descubrieron una red de explotación laboral.

Fue tras una denuncia del RENATRE de Santiago del Estero al RENATRE de La Rioja que se advirtió sobre situaciones de grave explotación laboral en Agrominera S.A., establecimiento de aceitunas ubicado en la ruta 38 km 405/5.

Inmediatamente se procedió a realizar una inspección, donde RENATRE y UATRE de La Rioja fueron acompañados por la delegada del Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata y Explotación de personas de esa provincia, Teresita Salas.

Allí se detectó que varios trabajadores manifestaron su voluntad de volver a sus provincias por las malas condiciones de trabajo y salario, y a algunos que estaban accidentados en el marco de sus tareas de cosecha y sin atención médica, ni notificación a la ART. En este marco, se convocó a la Secretaria de Trabajo de la Provincia, que se sumó al procedimiento.

Explotación laboral y casos de esclavitud

Se detectó que los trabajadores comenzaban su labor a las 6 de la mañana hasta las 19 aproximadamente. El salario era muy por debajo del jornal establecido por ley y además les descontaban los alimentos que les vendía el propio encargado a sobreprecios aprovechando el aislamiento en que se encontraban.

Dormían en colchones en muy mal estado. La cocina y el lugar donde almorzaban y cenaban era sumamente precario. Asimismo, en una de las alas, de los 10 baños disponibles, solo 4 estaban funcionando y sin elementos de limpieza, los cuales también debían comprar los trabajadores al encargado y se los descontaban de su salario.

Según se supo, los trabajadores desconocían cuál era el salario que les correspondía por ley y solo sabían que les pagaban 220 pesos por cajón de aceitunas. “Nunca recibieron el salario completo porque se los sometía a los descuentos de todo con artículos y productos que les vendía el encargado”, detallaron las autoridades que realizaron el allanamiento.

Las autoridades que participaban de la inspección, en tanto, realizaron la denuncia al 145, mientras se obligó a la empresa a proveer el transporte a 47 trabajadores que manifestaban su voluntad de regresar a Santiago del Estero y Tucumán.

Por otra parte, se dispuso la atención medica en hospitales y se obligó a pagarles los salarios conforme a lo que establece la ley y sin practicar ningún descuento. La Secretaría de Trabajo  provincial tuvo que llevar alimento a los trabajadores porque durante la inspección la patronal se negó a proveerlos en represalia por la denuncia.

En tanto, luego de las 22 horas intervino la comisaria de trata de la policía de la provincia y la gendarmería por orden de la fiscal federal Virginia Carmona, que había recibido la denuncia ingresada al 145 y derivada a la Procuración General de la Nación. Allí se sustancia la causa por explotación laboral. Desde el Comité se notificó a los puntos focales de Santiago del Estero y Tucumán a los fines de que dispongan la protección y asistencia de los trabajadores que anoche retornaron a sus provincias de origen.