Encabezado por el Secretario General, Luis Barrionuevo, la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) realizó su Congreso Anual, donde se debatió detalladamente sobre el panorama actual del sector y el saldo que dejaron los 14 meses de pandemia.

Una de las voces expositoras fue la de Nancy Todoroff, secretaria general de Uthgra en la ciudad, quien señaló que la actividad atraviesa una de las instancias más críticas de su historia, ya que se ha provocado la pérdida progresiva de 90.000 puestos de trabajo a nivel nacional y 10.500 establecimientos cerrados de manera permanente. Asimismo, la referente detalló que 25.000 de esos puestos menos pertenecen a CABA y 1.400 puestos efectivos a Mar del Plata, más 2000 trabajadores eventuales que no están siendo convocados.

Por otro lado, Todoroff adelantó que se iniciaron las conversaciones paritarias y el objetivo del gremio será establecer una recuperación de entre el 14% o 15% perdido durante 2020 y, luego, desde esa base partir hacia la discusión del nuevo salario 2021. “Es una discusión muy compleja teniendo en cuenta que la hotelería está casi cerrada o con funcionamiento al mínimo y un gastronomía muy golpeada por la baja del consumo y la suba de precios de la mano de la inflación”, reconoció.

A su turno, también participo Pablo Santín, referente de la Agrupación Hotelera y Gastronómica "25 de Mayo", quien destacó “los enormes esfuerzos” hechos por los trabajadores durante la pandemia. Sin embargo, el congresal destacó que la seccional del gremio en Mar del Plata "no estuvo a la altura de las circunstancias para representar a los trabajadores y trabajadoras" por "no haber estado en ningún momento de la pandemia a la altura de las circunstancias para defender, cuidar y representar a los trabajadores hoteleros y gastronómicos, que hoy están a la deriva", y por ello planteó la necesidad de “un cambio urgente en la conducción”.

"Desde nuestro humilde rol hemos estado presentes y acompañando de distintas maneras al trabajador, sobre todo escuchando y gestionando soluciones para atender situaciones muy difíciles, como no tener para comer. No vimos jamás sensibilizarse a la seccional local", concluyó Santín.